~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 22 de julio de 2017

Femdom internacional


Alguna vez he recomendado blogs en inglés, tanto de sumisos como de Amas, y de parejas Ama-sumiso, porque hay más que en español, y los que hay en el mundo hispano parlante aparte del mío suelen ser de financieras y similares. El caso es que la mayoría de esos blogs ya no se actualizan y algunos desaparecieron. Pero hay una bloguera que sigue en la brecha con bastante constancia, a pesar de que no aparece su sumiso complementario. Y es que lo tiene un poco complicado al vivir apartada en una zona costera del continente australiano. A ella le gusta bastante la vertiente sádica del femdom, y esa es nuestra principal diferencia, aunque hay algunas más. Pero por lo general me siento identificada con su línea de pensamiento y me gusta la claridad y sentido del humor que desprende su blog, además de su capacidad de introspección con cada cosa que le ocurre.


En una ocasión, como si tuviéramos telepatía, hablamos casi de lo mismo justo el mismo día:
Nos referíamos a que un sumiso ante todo es persona y que si no demuestra suficiente interés por una mujer, en este caso dominante, entonces la solución de perogrullo es no seguir dándole oportunidades hasta que demuestre sus palabras con hechos.


Ya podéis adivinar que no me pierdo un solo post que publica, y así es como me enteré de que buscaba testimonios de parejas felices en esto del femdom, con la idea de darlas a conocer y recopilarlas para un libro. Me parece una iniciativa fantástica, porque ya bastantes historias negativas y tóxicas circulan por la red. De manera que le escribí y le conté mi propia historia, nuestra historia, la mía con iskandar.

Ahora ella le ha dado difusión en su blog y aquí dejo el enlace. En su post dice que se identifica con lo que comento acerca de que soy la parte racional en la relación y el sumiso pone la parte del corazón. Voy a dejar aquí traducido el mensaje que le envié en inglés, para los que no sepáis el idioma, y para que quede también en mi blog el testimonio. Por cierto, como anécdota, os comento que a raíz de ese post he recibido mensajes de sumisos extranjeros dándome la enhorabuena por mi relación y por el blog. Así que ya estoy un paso más cerca de la internacionalización :P Ojalá tuviera tiempo para hacer la versión del blog entero en inglés, pero lo que sí tengo casi listo es la traducción de mi primer libro de Relatos Femdom, que hasta el momento es lo que más acogida tiene entre todos mis libros. Iskandar está siendo muy útil a la hora de revisar mi traducción porque tiene un nivelón de inglés, entre otras cualidades ^^

Bueno, vamos con la traducción de mi mensaje-testimonio:


Empecé a leerte hace algunos años. Me gusta tu punto de vista y creo que tenemos un concepto parecido de femdom postivo. Hace poco encontré a mi sumiso y quería compartir la buena noticia contigo. Fue un duro viaje hasta encontrarlo. También tengo un blog y después de cinco años de decepciones puedo decir que él es el adecuado para mí.

Él vive en mi ciudad y llegó a mi blog buscando Ama. Me mandó un mensaje correcto, aunque no muy diferente de otros, la verdad. Me alegro de no haberlo rechazado por falta de habilidades con la escritura. Empezamos a intercambiar mensajes y concordamos en que necesitábamos conexión aparte de química femdom para que un relación de estas funcione. Tengo más experiencia que él y creo que así se da la pareja perfecta. Él tiene toda la ilusión y energía para hacer las cosas bien y yo estoy preparada para que las cosas lleven su ritmo justo. Yo pongo el cerebro y él pone el corazón, aunque yo también soy muy apasionada y él muy racional. Pero como pareja femdom, así es como funcionamos.

Nos conocimos en persona algunas semanas después de su primer mensaje y desde entonces todo ha ocurrido de manera bastante rodada. Fuimos dando un paso tras otro y nuestra historia es sencilla e increíble al mismo tiempo. Quiero decir que cuando él llegó a mi vida yo estaba a punto de dejar de buscar a mi unicornio. Pero entonces, fue tan fácil como que dos personas compatibles quieran compartir su vida. Y eso es lo que hemos estado haciendo desde entonces.

Lo que más me gusta de él es su actitud. No es perfecto pero siempre intenta hacer las cosas lo mejor que puede y mejorar constantemente. Es muy talentoso y me siento feliz de que quiera rendirse ante mí. Yo quiero que llegue a ser su mejor versión por mí. Y al mismo tiempo él quiere rendirse ante mí porque me admira. Nuestra relación se basa en el respeto, el afecto, la pasión, el humor y la admiración mutua.

Soy la estrella que lo guía y él es mi posesión más preciada. 

viernes, 14 de julio de 2017

Mi Tratado sobre Dominación Femenina

Voy a introducir este libro explicando por qué lo he escrito. Mi labor durante los años que llevo en la blogosfera, tanto con mi blog como con tumblr, twitter, youtube, pinterest, etc, ha consistido en naturalizar este tipo de relaciones. Hay sumisos que necesitan justo lo contrario, es decir, encerrarse en el fondo de una mazmorra y pasar un rato con una mujer irreal que solo existe durante el tiempo que realiza un papel. Estoy convencida de que pocas mujeres se sienten plenas así -si son dominantes por naturaleza, claro-, y a poco que se indague, esa clase de Amas son todas actrices, o profesionales o financieras.

Si algún curioso intenta acercarse al mundo de la Dominación Femenina, lo primero que va a encontrar es justo eso, mazmorras y Amas de pose. Y por eso creo que es importante que se difunda el tema desde el punto de vista de alguien como yo, una mujer que se siente dominante por naturaleza, que solo se siente realizada en el terreno erótico-sentimental si existe el componente D/s junto a un hombre que se complemente conmigo a nivel persona y, por supuesto, que sea sumiso.

A lo largo de este libro, al igual que en el blog, trato de desmontar tópicos y de desmarcarme de la línea casi prioritaria del tema en el porno, en sitios “especializados”, en blogs de Amas y sumisos y en general en todo lo que se anuncia, publicita, y se muestra en textos e imágenes, en internet y más allá.

En este libro recopilo todo lo que llevo escrito acerca de Dominación Femenina durante años, de manera renovada, y espero que sea un completo Tratado sobre el tema en español y que resulte de utilidad a iniciados y a todo tipo de público.


domingo, 9 de julio de 2017

La disciplina en Dominación Femenina

Cuando se menciona la palabra disciplina, muchos lo asocian con castigo, correctivos, con sesiones sado y similares. Para mí es un concepto amplio que no tiene relación con lo anterior. Porque si para lograr que el sumiso se discipline hay que estar con la fusta en la mano, mal va.

La disciplina del sumiso, en mi caso, consiste en mantener hábitos, en ser constante, en no hacer cosas que me molestan y en hacer las que me agradan. Recuerdo una entrevista de hace un par de años al entrenador y tío de Rafa Nadal. Decía que todo lo que lograba era debido a la disciplina y obediencia, y que él entendía que le apretaban por su bien y se dejaba guiar. Yo desde luego todo lo que exijo es por el bien de mi sumiso, eso para empezar. Trato de inculcarle mejores hábitos de vida, por el bien de ambos. Perseverante es, y esa es una base muy sólida para lograr lo que se proponga y lo que le imponga yo.

Aparte de eso, yo misma soy bastante disciplinada para mis cosas y por eso no me conformo con alguien poco disciplinado. Alguien podría pensar que si me gusta la disciplina es porque tengo cierta vena sumisa, pero no, el matiz es que no me gusta que me impongan la disciplina desde fuera.


Disciplinar al sumiso, por tanto, lo entiendo como hacer que se esfuerce por lograr unas metas. Requiere una tarea de supervisión que no se hace pesada si él “progresa adecuadamente”. Y se disfruta cuando está a la altura de las expectativas. Ser una guía y dejarse guiar, ese es el resumen.

miércoles, 28 de junio de 2017

La mala fama del femdom

De vez en cuando bloqueo a alguien que se apunta a seguirme en tumblr o twitter. Suele tratarse de alguna dominatrix que busca publicidad, o de algún cliente de las anteriores. Me indigna demasiado que pretendan estar en el mismo barco que yo, cuando ni siquiera viajamos en el mismo medio de transporte. Luego me da la risa cuando pienso fríamente en el teatro que tienen montados entre unas y otras. Me explico.

Las “modernas” esas son en realidad unas rancias que perpetúan el machismo de siempre. El falo sigue siendo el centro, y ellos son “putas” o maricones por sentir placer con la penetración anal. Otro clásico es rebajar al hombre por someterse a la mujer. Entonces, ¿qué valía tiene esa entrega? Si un ser de cuarta categoría te adora, ¿en qué te conviertes tú? Si te mueves entre sumisos-basura, ¿no eres tú parte de la basura? ¿Te sirve de algo estar por encima del lodo? Joder, si habitualmente no te sientes por encima del lodo, es que tu autoestima necesita que cualquier arrastrado babee por ti. ¿Qué clase de diosa te crees que eres entonces?


Yo entiendo que el negocio es el negocio, y que hay que fingir ser la más dura del barrio para destacar entre tanta currante del sexo, aunque algunas se pasan de rosca y muerden la mano que les da de comer. Lo bueno de todo esto es que existe la contrapartida, un mercado de hombres que les vienen como anillo al dedo, la mayoría viviendo una cara B de espaldas a su vida A de tipo “normal”, fomentando la hipocresía social del que ataca en público todo lo que se sale de lo convencional y luego llama a un 803. Lo peor, evidentemente, es que se nos mete a tod@s los demás en el mismo saco, cuando echan un vistazo superficial al tema desde fuera. Así que por eso reivindico una y otra vez que es posible un femdom sano y positivo, entre personas cuerdas, con autoestima y sin complejos. Yo jamás me he interesado por un sumiso que no me pareciese valioso como persona, ni por esos otros que lo son pero que buscan rebajarse cuando se cuelgan la etiqueta de sumisos.


Luego está la opinión de ciertos psicólogos, que tachan de trastornados a todo el que se sale del molde convencional. Dicen que llegamos a esto por carencias emocionales... Vamos a ver, si hoy en día encontrar pareja compatible en femdom es como toparse con un unicornio verde, no es extraño que acabes sintiendo esa carencia DESPUÉS de reconocerte como Ama o sumiso y tras llevar años de infructuosa búsqueda, ¡pero no antes! Vamos, es que me parece de chiste que alguien se sienta desamparado en la vida y diga, voy a meterme en eso del femdom que seguro que me va mejor... ¿En serio...?


Con todo el panorama anterior, no me sorprende que los trolls de la línea femdom negativo se fastidien tanto por lo que escribo, porque les disparo justo en medio de la frente. Pero me encanta saber que molesto, porque significa que voy por el buen camino y que mi opinión se va extendiendo, por suerte :) Ah, hablando de frente, o de poca frente, estos no saben que no son los únicos ni los primeros que intentan molestarme con sus tonterías, ni que conozco sus IP en cuanto ponen un pie en mi blog, así que espero que se alegren de tener bonitas noticias de la policía por acoso cibernético (toma nota, catalán, orange, firefox, win 7 etc etc, y búscate una vida, pobre troll...).


viernes, 23 de junio de 2017

Putas Amas

Estaba buscando un título para este post y se me ha ocurrido el juego de palabras. Porque voy a hablar de algo que de un tiempo a esta parte se repite con lamentable frecuencia, y al final resulta que las susodichas no son ni Amas ni putas, aunque se crean las putas amas jajaja. Bueno, a ver, entrando en materia:


El mundillo liberal lleva infiltrándose en el del bdsm desde hace años, como si fueran de la mano por narices, cuando habrá de todo, gente liberal, gente monógama, poliamorosos, conservadores y hasta castos perpetuos. En resumen, gente de todos los colores. Pero resulta que alguien vio un filón en poner una mazmorra en los clubs liberales y ya se mezclaron churras y merinas.


Antes de seguir, seguro que se me echan al cuello por decir que hay personas que se meten en ese ambiente por la presión de la pareja. Pero eso es así, reconocido por ell@s mism@s. Es parecido a lo que ocurre con las mujeres que me piden consejo para “hacerse Amas” por complacer a sus parejas. Oye, que por cierto no me ha llegado nunca ni un solo hombre queriendo hacerse sumiso por darle el gusto a su mujer, ainsss.


En el caso que nos ocupa, el proceso de emputecimiento Amil suele ser tal que así. Como primer paso, el hombre introduce a su pareja en el ambiente liberal y la convence de lo excitante que es convertirse en puta. Ahora bien, analicemos brevemente esto. Una puta es una mujer que vende sexo a cambio de dinero. Primer contrasentido, porque estas putas liberales no cobran, es más, incluso hay que pagar por ir a un club de estos, aunque ellas suelan entrar gratis y haya formas de contacto gratuito entre particulares. Pero eso, que en todo caso se trata de putas gratis. Una puta también se supone que está siempre disponible, y bueno, ya cada una de estas encajará su agenda como pueda. Y sobre todo, una puta, como concepto general, es una mujer MALA. Ojo, que dejando aparte el hecho de que la prostitución me parece algo arcaico y lamentable, opino que lo de la mujer mala es igual de arcaico, y que los puteros son los realmente patéticos en todo este asunto. Pero el concepto de mujer mala se explota mucho y por lo visto vende mucho, porque a estas alturas de la civilización, una mujer que disfruta libremente de su sexualidad, ya sea de manera monógama o promiscua, se considera que hace algo malo al equipararse con el nivel de la sexualidad masculina, que por algún mandato divino (nótese la ironía) está más desatada que la nuestra.


Bueno, la parrafada anterior se resume en: una mujer muy activa sexualmente es una puta, y punto. Lamentable, pero así está el patio, y por eso existen los “sumisos putas”... Sigamos. En el ambiente swinger hay de todo, claro, pero me estoy centrando en ese hombre que lleva a su pareja a ese mundo de putas gratis, porque le parece muy excitante que ella se líe con otros. Y claro, ya tenemos al otro gran “clásico”, juas, el del del cornudo sumiso, que tampoco es sumiso ni cornudo, simplemente es un mirón. Y de ahí, a meterle en la cabeza a ella que es toda una Ama, va medio paso. Y así es como llegamos, tachán, a ese extraño invento llamado Ama puta. Y claro, yo me quedo a cuadros, porque algo así es un engendro que está en las antípodas del femdom. Un Ama no puede ser una puta, tanto real como figuradamente, porque ni tenemos que escondernos en una etiqueta social (puta) para disfrutar de nuestra sexualidad, ni somos de libre disposición, ni pueden tenernos a cambio de dinero, dominatrices aparte.


Todo esto es bastante lamentable y contribuye a la mala fama del femdom. Pero estas mujeres (quiero creer) no son tontas y creo que al final las aguas vuelven a su cauce cuando unos y otras se dan cuenta de la realidad de fondo. Me explico. No creo que alguien pueda fingir eternamente ni quiera hacer cualquier cosa por contentar al otro, por mucho que una pareja esté “asentada” con hijos o hipotecas o lo que sea. Además, acaban descubriendo que no existen las fórmulas mágicas, por mucho nombre de Ama que te quieras poner con la excusa que prefieras. Si vas de cacería de todo macho viviente, y descubres que no todos caen en tus redes, ya sea fingiendo o siendo realmente dominante, quizá te des cuenta de que sobra lo de Ama, o incluso te perjudica para tus planes.



En cuanto a los que entran en el juego de ese trío liberal porque creen que un sumiso es eso... pues poco que añadir, que dios los cría y ellos se juntan. Porque una mujer que tiene que hacer malabarismos en su agenda para meter al sumiso entre el marido y los 25 que tiene que tirarse al mes para mantener su etiqueta de puta y que encima pide disponibilidad y entrega infinita al sumiso, esa cree que los sumisos son máquinas con un botón de encendido que se van detrás de cualquiera que menee el culo delante de ellos. Que eso puede ser así cuando el objetivo es puramente sexual, pero aun así no se puede exigir tanto cuando la balanza está tan descompensada. Pero en fin, puede ser una buena solución para esos sumisos de calentón que no tienen madera para aspirar a una relación femdom que traspasa la puerta del dormitorio, así que espero que sean muy felices mientras se traguen el cuento de la caperucita que se merienda al lobo mientras el marido la mira.

domingo, 18 de junio de 2017

Indirectas femdom

Hoy toca recopilatorio musical :P Son estilos muy distintos pero cuando menos lo esperas salta la femdom-liebre. Estas canciones tienen letras bastante curiosas, así que aquí van.

Breakbot -Baby I'm yours

Your wish is my command
Baby I'm yours, I'm yours to keep

Tus deseos son órdenes
Nena soy tuyo, tuyo para lo que quieras


The real thing -You to me are everything

I would take the stars
Out of the sky for you
Stop the rain from falling
If you asked me to
I'd do anything for you
Your wish is my command
I could move a mountain when
Your hand is in my hand
Words cannot express
How much you mean to me
There must be some other way
To make you see
If it takes my heart and soul
You know I'd pay the price
Everything that I possess
I'd gladly sacrifice

Oh you to me are everything
You know you got
The power girl
To keep me holding on
So now you got
The best of me
Come on and
Take the rest of me


Cogería las estrellas del cielo por ti
Pararía la lluvia si me lo pidieras
Haría cualquier cosa por ti
Tus deseos son órdenes
Podría mover una montaña
cuando tu mano está en mi mano
Las palabras no pueden expresar
lo mucho que significas para mí
Debe haber otra manera
de hacer que lo entiendas
Si me cuesta el corazón y el alma
sabes que pagaría el precio
Todo lo que poseo
lo sacrificaría con gusto


Oh para mí lo eres todo
Sabes que tienes el poder, chica,
para mantenerme enganchado
Así que ahora que tienes lo mejor de mí
vamos, coge el resto de mí


Los Pecos -Háblame de ti


Yo quisiera ser, parte de tu piel
Tono de tu voz, agua de tu ser
Y dejar de sentir en soledad
Para hacerme tuyo


Hammerfall -Always will be

So I say farewell, I'm yours forever
And I Always Will Be
Missing you, in my heart you are The One
And you Always Will Be


Así que me despido, soy tuyo por siempre
Y siempre lo seré
Te echo de menos, en mi corazón eres ELLA
Y siempre lo serás

video

martes, 13 de junio de 2017

Falsos amos

Si recopilase las anécdotas que han surgido a raíz de mi blog podría llenar otro blog paralelo. Los lectores más atentos, en especial los que leen los comentarios, a veces intuyen que hay alguna “movida” con alguien. No me gusta darle protagonismo a ningún personajillo, aunque vengan aquí precisamente para hacerse publicidad jaja. Pero este se está pasando de la raya, confundiendo lo personal con lo general y atacando abiertamente con sus faltas de respeto porque no tiene argumentos para debatir por lo sano. Por todo ello se ha ganado el honor de aparecer por aquí, además de por ser un buen ejemplo de falso amo. No busco el enfrentamiento, pero si el ataque es frontal sé cómo defenderme.


La historia es larga porque el personaje lleva años con sus tonterías. Por resumir mucho, se trata de un argentino que tiene varios blogs bajo diferentes seudónimos, y por aquí ha comentado desde algunos de ellos, creyendo que no me daba cuenta. Yo en estos casos aplico la frase “dadles cuerda y se ahorcarán ellos solos”, de manera que me siento a esperar el momento en que caerán en su propia trampa. El tipo intenta hacerse pasar por amo pero obviamente la mentira tiene unas patitas muy cortas, de manera que aunque reconoce que a lo máximo que puede llegar en ese terreno es a tenerlo como un hobby, no logra que ninguna entre en su juego, nunca mejor dicho. Y la que ha hecho el intento ha creído, como es lógico, que estaba con una versión fraudulenta de amo porque no se sentía dominada. Lo gracioso es que él mismo confiesa todo eso jaja. Y entonces se dedica a soltar parrafadas acerca de lo locos que están los que viven esto como una relación a todos los niveles y sin ponerle límites horarios.


Gente falsa con ocultas intenciones hay por todas partes, pero es que esta historia es realmente graciosa, por no decir penosa jajaja. Veréis, aquí el amigo argentino tuvo la brillante idea de ponerle a su enésimo blog el mismo título que el mío pero intercambiando masculino/femenino. Porque él, con dos narices, se proclama como amo verdadero buscando sumisa verdadera. Luego vino aquí y dejó la gran noticia en mi post Ama encuentra sumiso verdadero:

Felicitaciones!
Este blog y tu historia me ha inspirado a imitarte. Veremos cómo me va.
Qué sigas así de bien!


Imitarme dice... El tipejo quería copiar la fórmula de la coca cola simplemente poniendo una etiqueta... en una botella de leche. Yo no respondí ese comentario y lo dejé ahí mientras me sonreía para mis adentros, esperando a ver cuánto tardaba en cansarse del nuevo juguete, porque es de los que anuncian que va a dejar un blog y luego abre otro y vuelta a empezar. Ya he borrado su comentario en plan publicidad descarada porque después de la que está liando no iba encima a dejarlo aquí.


Pero veamos cómo siguieron los acontecimientos. El tipo, que nos ataca a los demás por un supuesto fundamentalismo al tratar la D/s como algo más amplio que lo meramente sexual (y a ratos), salta cual talibán cada vez que utilizo conceptos como devoción y adoración en el contexto femdom, como si esos temas fueran exclusivos de religiones y patrias, y atacando a la libertad ajena en algo tan personal como es decidir a quien entregas tu admiración o tu vida entera si te da la gana. Y como además de falso parece tener pocas luces, escribe un comentario-crítica a mi post Devoción frente a fetichismo aquí con un nick y al rato escribe en su blog del amo verdadero con otro nick, aludiendo a su comentario de aquí. Y yo, que hace siglos que lo veo venir, tengo ya la prueba definitiva de que se trata nuevamente del mismo individuo.


Pero sigamos. Porque hay más, y cada vez más divertido. El falso amito, que recordemos tiene un puñado de personalidades cibernéticas, escribe el post en cuestión y lo títula... tachán... ¡¡¡¡gente rara!!!! Juasssss. Somos raros lo que vemos esto como algo más que un juego. ¡Él no! El enmascarado de múltiple personalidad que lleva años intentando ser amo sin serlo no es rarito. Él no está de puto manicomio, qué vaaaa. Y en ese post me llama loca (que es lo que significa traducido no tener los patitos en fila), pero sin atreverse a mencionar a quién se refiere. Inciso: si yo fuera supremacista entonces no sé qué puñetas me iba a llamar. En fin, entonces dejo un comentario en su blog, para que quede claro que se refiere a mí, tal que así:


Hace tiempo que sospecho de quien andaba detrás de este blog pero ya es definitivo. Necesitas plagiarme y ya no sabes con cuantas identidades navegas por el ciber espacio. Menos mal que has quitado lo de sumisa verdadera, porque es bastante penosa tu falta de originalidad. Un amo verdadero.... Primero hay que ser un caballero y respetar. ¿Enferma yo? Será de felicidad por estar al fin con alguien que vale la pena.


A continuación el muy cobarde borra el comentario, demostrando la misma cobardía que le impide insultarme abiertamente aquí, intentando borrar las pistas como al quitar lo de sumisa “verdadera” y siendo igual de falso que cuando dijo cordialmente que su blog estaba inspirando en el mío. Inspirado.... Jajajaja, pero si su concepto D/s y el mío se parecen como un huevo a una castaña. Si piensa que la D/s es un simple juego, ¿cómo demonios dice que se inspira en un blog que habla de esto como estilo de vida? Wtf!!!!!! Claro, él cree que basta con imitarme (¡en un título!) para lograr algo verdadero en su vida mientras él es más falso que una moneda de chocolate. Pero como desde su cerrazón mental no acaba de entender que esto es más que un juego PARA LOS QUE TENEMOS ESTE SENTIMIENTO NACIENDO DE DENTRO, pues resulta que sigue tratando de quedar por encima de todos y haciendo ver que el resto del mundo se equivoca excepto él, que para colmo tiene una experiencia ínfima en el asunto.


Y no se vayan que todavía hay más... Ese mismo día publica en otro blog suyo una clasificación de tipos de amos, todos falsos, y dice que no entra en ningún grupo de esos. Claro, claro, claro... Que él no ha oído campanas y no sabe donde, no no no, que él no se ha metido en bdsm porque haya sacado la conclusión de que son mujeres fáciles que se arrodillan ante cualquiera, que él no necesita eso... Que va, que va, que resulta evidente que “yendo de frente”, tanto en internet como fuera, le llueven las mujeres a miles jijijiji. (Nota: estoy siendo irónica, hay que aclararlo porque al pobre no le alcanza la imaginación para captar estas cosas.)


En fin, tampoco quiero cebarme, que algunos ya tienen bastante con aguantarse ellos mismos, aunque quieran dar la impresión de ser la biblia en verso. Pero ya digo, es que la historia es patética y divertida al mismo tiempo.

Aunque borrase el anterior título, amo busca sumisa verdadera, yo lo conservo en el feed donde sigo los blogs, así que aquí podemos ver cómo intentaba chupar rueda del tirón de mi blog:




Amo (verdadero por supuesto, ejem, como dice en el subtítulo...) busca sumisa verdadera... Jajajajaja. In-cre-í-ble. Un vainilla buscando variedad en su aburrida vida sexual no... Que oye, si alguien busca justo eso, está en su derecho, pero que no venga a enseñarnos a los demás lo que es la D/s, precisamente ÉL. Para partirse...


Por cierto, al hilo de esto de “inspirarse en mi blog”, no sé si recordaréis a la dominatrix aquella que copió el título de mi blog para un post en el suyo. Pues bien, descubrí que la muy impresentable había puesto nada menos que la etiqueta “amabuscosumisoverdadero” en TODOS sus posts. Impresionante. ¿¿¿Pero a esta gente de donde la sacan??? Y claro, que te plagien puede ser hasta un honor en según qué casos, pero que la tipa esta que opina que los sumisos son basura y merecen morir, ponga esa etiqueta... eso clama al cielo, joder, por todos los demonios del infierno. Así que le mandé un mensaje y le dije que se dejara de tirar por el suelo el buen nombre del femdom y que no mezclase mi blog en toda esa puta mierda que tiene por “empleo”. El caso es que me hizo caso y todo. En lo de quitar la etiqueta digo, porque en lo otro no puede hacer caso, ya que es una falsa de narices que utiliza su teatro de dominación como excusa para sacar dinero a los desesperados que están tan ciegos que se conforman con cualquier escoba con tacones.


Volviendo y terminando con el tema inicial, como el argentino está tan deseoso de subir en el ranking de visitas y anda tan corto de imaginación, y como va a necesitar algo más que suerte en su búsqueda de algo verdadero siendo él tan farsante, le voy a ayudar con un mensaje de búsqueda desde aquí:

Hijo de la gran p...atria argentina busca sumisa tonta que no sepa distinguir un amo de un percebe y que no tenga el descaro de reclamar cuando no se sienta dominada ni note que el traje de amo le queda tres tallas grande.

Pobrecita la que se ponga en sus manos -que alguna hasta caerá en sus redes de palabrería barata-, no porque el tipo sea severo, que es de lo más light, sino porque con la personalidad múltiple que tiene, va a desquiciar a la incauta de turno. En casos así espero estar haciendo algo de labor social al quitarle la careta a estos especímenes. En serio lo espero, aunque creo que la selección natural y el tiempo se encargan de ponerlos en su sitio. Y también creo que dios los cría y ellos se juntan, porque este personaje, para rizar el rizo, considera el no va más del femdom a una swinger a la que el marido ha metido a puta gratis y le ha vendido la moto de que en eso consiste ser Ama... Jajajajajajajajajaja. No, si al final hasta me hacen un favor regalándome carcajadas gratis todos estos. 

viernes, 9 de junio de 2017

Consejos femdom para Amas y sumisos

Mi ritmo en el blog de un tiempo a esta parte, por cuestiones varias, está en un post semanal, a veces dos. Con esa cifra, si decides escribirme pidiendo consejo, puede que tarde en responderte varios meses, si es que tal respuesta se produce, como comentaré ahora.

Entiendo que mi blog se está convirtiendo en algo “monstruoso” en cuanto a extensión, y que no es fácil encontrar algo si no estás familiarizado con el formato o si me lees desde un móvil, pero cuando me llegan consultas repetidas, sinceramente, no me apetece dedicarles un post.


Hoy voy a responderle a alguien públicamente por aquí porque su consulta es un poco más novedosa, pero ya digo, la mayoría de respuestas a dudas frecuentes seguramente están en alguna entrada antigua. Por facilitar la tarea, me he dedicado a recopilar, y en algunos casos a reescribir incluso, todo lo que llevo escrito en la línea de consejos (más de 80), y lo he publicado en Amazon junto con los libros que ya tengo ahí, para darle también visibilidad y porque una librería online me parece un lugar adecuado para captar lectores... No es lo mismo escribir poco a poco que montar un libro, así que ha sido una tarea “entretenida” bucear entre los cientos de páginas que componen el blog, y por eso no lo he puesto gratis. Además incluye material inédito en las páginas finales.


Bueno, vamos al tema del mensaje pidiendo consejo:


Descubrí hace un tiempo tu blog buscando información por internet en relación con la dominación femenina.
Llevo con mi pareja más de 20 años y si bien siempre ha habido una relación de dominación femenina implícita, no ha sido hasta hace un par de años que no nos hemos dado cuenta ambos de ello abiertamente.
La constatación del tipo de relación que nos gustaba pienso como te decía que la tuvimos hace unos dos años, estando yo trabajando en el extranjero. En parte por matar el rato y como vía de escape a la soledad de estar fuera de casa, me dediqué a comprar por internet de manera algo compulsiva. No fueron grandes gastos ni supuso un quebranto para la familia, pero es verdad que algún mes se me acumularon unas cuantas compras de libros, música, juegos, cómics, etc. con el consiguiente enfado de mi mujer. Pues bien, resultó que un día sacando dinero con la tarjeta estando en el extranjero para pagar el alquiler de mi piso, el banco pensó erróneamente que me habían robado la tarjeta y me la anuló. Tuve que pedirle a mi mujer que por favor me hiciera un giro para poder pagar el alquiler y así estuve hasta que pude volver a España, pidiéndole por favor que me mandara dinero y viéndome obligado a justificarle las cantidades pedidas.
Cuando volví a España, comentamos los dos la situación y los dos coincidimos en que esa dependencia mía de ella había sido muy excitante y me maravilló especialmente que una situación tan aparentemente alejada del sexo tuviera en el fondo un matiz sexual tan importante y a raíz de ese asunto fuimos algo más conscientes de los momentos de sumisión-dominación que se daban en nuestra pareja y las cosas más irrelevantes como llevarle un vaso de agua a la cama, prepararle un café o llevar el coche a lavar nos ponían a los dos a cien.
Con el éxito de los libros de 50 sombras de Grey y con la popularización del BDSM, que se encontraba presente en todas las conversaciones, me puse a investigar, pregunté a amigos que estaban metidos en el mundillo, me pasé horas en los chats de mazmorras y me recorrí cientos de blogs españoles y extranjeros, entre ellos el tuyo. Me descargué algún libro de Elise Sutton, cuya lectura me resultó a ratos tremendamente excitante y decidí compartir mis hallazgos con mi mujer. Al principio fue todo muy excitante para ambos, aunque pronto me di cuenta de que a ambos nos motivaban temas distintos, pues mi mujer se saltó directamente los pasajes que más me habían excitado de la lectura del libro para detenerse en lo que menos me atrajo en su momento y que en cambio a ella le resultó muy excitante y que era la posibilidad de obligarme a ponerme ropa interior femenina en mis viajes de trabajo.
En ese momento me dejé llevar por prejuicios míos y me dio tal vergüenza esa posibilidad que me negué en redondo y creo que mi mujer me vió tan apurado con eso que no quiso insistir más y lo dejó pasar.
Pocas veces me he arrepentido tanto de una decisión. El caso es que ha pasado casi un año desde eso y echo de menos esa admiración y deseo que sentía por ella, esa sensación de pertenecerle. Me siento culpable por haber estropeado un poquito ese juego en el que nos estábamos iniciando al negarme a ponerme la ropa interior femenina, y sé que lo sencillo y natural sería hablarlo en estos términos con ella, pero estoy muy confuso y creo que en el fondo puede que todo sea miedo a entregarme a ella. Me ha dado miedo el sacar la relación de sumisión fuera de la alcoba, no sé muy bien por qué, pues la admiro como mujer y no me he sentido más conectado con alguien en mi vida a pesar de la disparidad de nuestros caracteres y nada me gustaría más que someterme a ella sin condiciones. Seguimos teniendo una relación de sumisión o dominación según se mire, pero ya no trasciende de nuestro dormitorio como antes, y lo echo muchísimo de menos. Como te decía antes, en ningún momento he sido tan feliz como cuando era abiertamente sumiso con mi mujer más allá del dormitorio. Me sentía un privilegiado por estar al lado de una mujer tan fuerte e inteligente y cada día que pasaba mi admiración por ella iba en aumento y me sentía muy afortunado por tener el privilegio de poder complacerla. Las cosas no han cambiado en ese sentido, al contrario, pero no sé muy bien por qué, echo de menos la sensación de sometimiento y dependencia.
Más allá de preguntarte sobre qué harías en mi situación, que no creo que se pueda hacer mucho más que sincerarme con mi mujer, quería plantearte el miedo que pienso que tengo para que me digas si mi temor tiene fundamento.
El temor que tengo es que sincerarme con mi mujer, pedirle abiertamente y sin condiciones que me domine, sea abrir la caja de pandora del sado maso, y empiece a partir de ahora una cuesta abajo mazmorrera que me lleve inevitablemente a vestir de cuero y a suplicar por que me apliquen descargas eléctricas en los testículos. La sordidez asociada al mundo sado maso me repele y no sé si es posible una relación de dominación en la que no se quiera ir a más cada vez. ¿Cuál es tu experiencia en este sentido?

Siento el momento 'Consultorio de la Señorita Pepis' pero es que estos temas no tengo nadie más con quien tratarlos y realmente ando necesitado de consejos en este sentido. Te agradezco de corazón el simple hecho de que leas la carta, me ha servido al menos para organizar mis pensamientos y te estaría tremendamente agradecido si pudieras encontrar un hueco cuando te sea posible para darme tu opinión al respecto.
Muchísimas gracias en cualquier caso y un cordial saludo.


Antes que nada, como digo en otras ocasiones, enhorabuena por centrarte en tu pareja como posible Ama. Para mí es obvio y lógico, y la opción de buscar a otra mujer a espaldas de la pareja oficial me parece igual de lamentable que el engaño en el que viven todos esos de las dobles vidas.


Hacer tareas cotidianas por supuesto que es algo igual de excitante en el contexto femdom. De hecho, respecto a tu temor a la "mazmorrización", lo más importante es no dejar de ser vosotros mismos, de incorporar al día a día todo eso que os llena como pareja. A mí me pide permiso iskandar para muchas cosas y luego me da las gracias. Es una forma de recordar a lo largo del día nuestro vínculo y de reforzarlo. Salió de él sin que se lo exigiera, por cierto, y yo no lo utilizo para fastidiarlo sin comer o sin dormir.


Me alegro de que un libro tan penoso como las 50 sombras sirva para sacar del armario sentimientos dormidos de D/s. Sobre Elise Sutton, yo recomiendo que no se tome como la biblia en verso, porque eso sí que puede llevar al mazmorrismo puro y duro y a forzar a tu mujer a tomar un camino demasiado rígido.


Me parece interesante ese momento en el que se ponen las cartas sobre la mesa y salen a la luz las fantasías de cada uno. Es curioso que a ella le atraiga lo de ponerte bragas, viniendo del mundo vainilla (tengo el caso inverso, entre los consejos inéditos del libro que comento en este post). A mí es lo que menos me atrae, pero para gustos ya se sabe.


¿Qué ocurre cuando las fantasías no coinciden? Buena pregunta... Yo opino que en femdom, como a nivel personal, debe existir una compatibilidad para que aquello funcione. Una sádica y un masaoca son compatibles, por ejemplo. Si uno de los dos entra en el juego por complacer al otro... eso va estar en un equilibrio precario que podrá mantenerse con pactos o compensando por otro lado. Hay que sopesar y hacer balance. Si lo de las bragas no te atrae pero tampoco es que te suponga un sacrificio infinito comparado con lo que puedes perder de forma global, hazlo, por contentarla. Pero si la relación se basa SOLO en ponerte bragas... eso no tiene mucha pinta de funcionar.


Cada pareja es un mundo y hay muchos niveles posibles de D/s. Sin llegar al "top service", tu mujer podría adaptarse un poco más a tus gustos, que para eso se supone que tenéis confianza después de 20 años. No se trata de imponerle nada, simplemente de que pruebe a ver si le gusta.


"En ningún momento he sido tan feliz como cuando era abiertamente sumiso con mi mujer más allá del dormitorio. Me sentía un privilegiado por estar al lado de una mujer tan fuerte e inteligente y cada día que pasaba mi admiración por ella iba en aumento y me sentía muy afortunado por tener el privilegio de poder complacerla." Qué bonito :))) Esa es la esencia de la Dominación Femenina sana y bien entendida, la que surge de la admiración en contraposición a la que procede de la coacción, por muy excitante que resulte en la fantasía onanista. ¿De qué tienes miedo...? Si tu mujer te quiere y es inteligente, ¿crees que querrá ponerte cadenas y obligarte a vivir en una jaula? Dile eso que he entrecomillado y a ver cómo reacciona. Si alguien saca sus peores instintos al escuchar algo así, entonces no merece llamarse Ama.


Me preguntas por mi experiencia acerca de querer ir más allá en el sado. Pues mira, no lo necesito, para mi el bdsm no es la base del femdom, simplemente hay puntos en común, sobre todo la disciplina, pero no hace falta ponerse pinzas en los pezones para obedecer.



Y hasta aquí mi respuesta. El final del mensaje es un buen ejemplo para los que llegan pidiendo consejo urgente. Respondo cuando puedo y me apetece, que lo de psicóloga gratis es más propio de sumisa que de Ama :P

sábado, 3 de junio de 2017

Devoción frente a fetichismo


El tema del fetichismo, en concreto de pies, ya lo he tratado en otras ocasiones. Por resumir, un simple fetichismo no convierte a un hombre en sumiso. En la película Enciende mi pasión se ve esto que digo claramente. El protagonista únicamente se excita de esa manera, y en la escena que traigo utiliza a la mujer -prostituta en ese caso ya que le resulta casi imposible que las mujeres le den ese capricho-, y la convierte en un simple objeto para saciar su perversión. Vaya, en las antípodas de lo que es la sumisión masculina, y precisamente en lo que consiste la falsa sumisión que tanto abunda.

Retomo esta escena de una película que vi hace muchos años al hilo de una anécdota personal. Resulta que a iskandar nunca le ha interesado el tema pies... hasta que me conoció. La primera vez que tocó mis pies fue para darme un masaje, y de ahí a tener mi pie metido en su boca fue cuestión de minutos jaja. A ver, que podría habérselo metido yo porque sí, pero la cosa fue más natural. Le acerqué el pie juguetonamente a los labios y el resto pasó, sin más.

El otro día estuvo casi todo el tiempo que duró una película en el cine, dos horas y media, acariciándome los pies a través de mis sandalias. Me encanta ponerle los pies encima cuando vamos al cine, o en un sofá, y aunque no vamos dando el espectáculo por ahí, tampoco nos cortamos en detalles como ese cuando hay gente cerca.

El hecho de que él no tuviera ese fetichismo previamente me parece positivo a la hora de saber que no se fija en mis pies por eso sino porque son MIS pies. Claro que con lo bonitos y suaves que son, tampoco es ningún sacrificio para él :P

video

jueves, 25 de mayo de 2017

El sumiso capullo


El post no va a ir de falsa sumisión, aunque todos los falsos sumisos sean unos capullos. Esto lo vi el otro día y tenía que traerlo por aquí. Antes de explicar lo que es, podemos echarle imaginación. ¿Qué veis ahí? Yo lo primero que pensé, cómo no, fue en sumisos. Podría ser momificación, ¿no? Aunque no es la postura típica. Pero, oye, a esto más de un pervertido seguro que se apunta y disimula diciendo que es por curarse el estrés, que de eso va la cosa. Se llama otonamaki y es un método japonés para combatir tensiones y miedos. Es parecido a lo de envolver a los recién nacidos con sábanas apretadas y en la noticia donde lo vi lo llamaban “la moda de hacer el capullo” xD


Si además se ponen a rodar por el suelo, para sacar brillo, ya tenemos una variedad de sumiso doméstico la mar de práctico. Así que ya sabéis, el que no se divierte con auto-sumisión es porque no le da la gana :P

lunes, 22 de mayo de 2017

Mi Wattpad



Mini post para anunciaros que ahora estoy también en Wattpad. Es un sitio para darse a conocer como escritor y para leer gratis. De momento estoy subiendo un relato de mi libro de idems, ya vendrán más cosas. Y como digo en la descripción -y como sabéis por mi línea habitual- se trata de erotismo femdom con buen gusto. Si alguno anda por allí, que me siga, es una orden :P

sábado, 13 de mayo de 2017

Entregarse... “a fondo”

Esto es irse un poco a extremos jaja, pero la escena tiene su punto femdom, así que por eso la traigo por aquí.

video

martes, 9 de mayo de 2017

Sí, Señora

Ando de "resaca", o de vacaciones del blog, o con más ganas de vivir femdom que de hablar sobre ello. Pero mientras dura el paréntesis, mi antena femdomera no para nunca, y he pillado esta escena, que me recuerda lo mucho que me gusta oír esas dos palabras de labios de iskandar. Sí, Señora... Qué bien suena.

video

viernes, 21 de abril de 2017

Ama encuentra sumiso verdadero


¿No os pasado nunca que cuando dais algo por imposible, justo entonces ocurre? Tampoco digo que sea una ley universal o que las cosas pasen porque sí, sin mover un dedo para lograrlas. No funciona lo de la ley del mínimo esfuerzo en algo tan complejo y minoritario como esto. Los mensajes de copia-pega, las prisas, las falsedades, etc., no sirven para nada. Y yo sí que me lo he currado para llegar a este punto, buscando de manera activa, casi por tierra, mar y aire, a mi posible sumiso, y manteniendo la esperanza a pesar de la lamentable chusma que abunda entre los mal auto-llamados sumisos que tienen 0% de sumisión en sus venas.

Es muy difícil en general encontrar a alguien compatible y que encima sea nuestra parte complementaria en esto. El porcentaje en mi caso por medio del blog está en uno de cada 100 candidatos. Esa es la triste cifra, y debido a circunstancias y falta de la debida conexión personal, la cosa no cuajó en su momento. Sabéis que no me exhibo ni cuento con pelos y señales mis vivencias, para eso ya hay otros blogs que se dedican justo a eso. Pero tenía claro que cuando llegase “él”, lo anunciaría debidamente. Así que allá voy.


A principio del año pasado, enero de 2016, escribí una entrada en plan llamada cósmica de rollo positivo, porque de tanto hablar de falsos sumisos a lo mejor estaba atrayendo justo eso, aparte de porque es lo que abunda, claro, jajaja. Y la llamada tuvo respuesta al cabo de unos meses. En Carta a mi sumiso ideal ya dije que sería él quien me encontrase a mí (a mi blog para empezar), y la energía y la pasión que llevo invertidas por aquí parecían tener resultado al fin. Él se lo pensó bastante antes de escribirme porque no se quería precipitar. Se agradece que no quieran hacerme perder el tiempo, qué diferente de los sumisos exprés con esos mensajes de “domíname ya y rapidito, acéptame porque yo lo digo”. Pero cuando, tras unos 500 mensajes privados en más de 5 años de blog, llegó el suyo, breve y correcto pero no muy distinto a otros (“busco lo mismo que Usted pero a la inversa”), lo acogí con el lógico escepticismo. Y con pereza, con bastante pereza, porque llevaba una temporada “completita” en cuanto a besar sapos. De hecho estaba conociendo a uno de esos sapos por la época, y se lo dije cuando le respondí, (no lo de que el otro fuera un sapo, algo que no sabía aún, jaja). Y me alegro de que me pillase en fase de conocer a alguien, porque pudo comprobar que soy honesta y que, tal como cuento aquí, conozco a cada persona de una en una. Pero no dijo como otros, “ah, pues que te vaya bien y me voy con mi mensaje de copia-pega al resto de Amas”. No, él quiso hablar conmigo, tranquilamente, como dos personas, vaya. Y, además, dato importante, él estaba en mi ciudad... No digo que sea el único motivo para ir más allá con alguien, pero a estas alturas, conocer a personas de otra ciudad que en el fondo saben que nunca querrán/podrán salir de ese “nido”, me apetece menos que subir descalza a una montaña nevada.

Así que empezamos a hablar y a conocernos. Él averiguó qué mujer había tras mi nick (una maravillosa, claro, jijiji :P) y yo fui descubriendo a un hombre que, más allá de ser sumiso, me pareció valioso e interesante... Y, además, algo crucial: compatible conmigo. Esta parte le sonará a chino a las que buscan un gusano o un plan B de espalda a su pareja oficial, pero ellas se lo pierden. Ante todo somos personas, y hablamos de todo, nos divertimos, nos apoyamos, hacemos todo tipo de planes, en fin, somos compañeros de travesía. Y de forma simultánea, tenemos una relación femdom. Y esto ha sido así casi desde el primer minuto; estas cosas hacen clic o no, y a la inversa pasa igual, hay poco que se pueda hacer para intentar que ocurra algo con calzador.

Por supuesto somos compatibles en el tema femdom. A ninguno de los dos nos interesa toda la basura que cuelan muchos aquí. Él no necesita “quitarse el peso de ser un hombre” ni es de los que quieren ver a su “ama” convertida en una puta que se acuesta con otro delante de él mientras finge que lo hace por la libertad sexual de ella (juasss), ni nos va la escatología ni la feminización, y por resumir, estamos en el extremo opuesto del femdom basado en sacar lo peor del género humano. La idea es que ambos progresemos y seamos mejores gracias a la relación.

Evidentemente nuestra sexualidad no es convencional. Nos gusta todo lo que está en la línea de su obediencia y mi mandato, de priorizar mi placer, porque de ahí procede el suyo también. Facesitting, sexo oral, tease and denial, atarlo... en definitiva, usarlo y abusar sexualmente de él. Y no es solo mi sumiso en lo sexual sino que está pendiente de mi bienestar en todo momento.

Nunca he tenido prisa y creo que es necesario dar margen para ver cómo rueda todo. He dicho que nuestra relación empezó pronto, pero no fuimos Ama/sumiso de manera oficial desde el primer día. El trasfondo femdom estaba ahí, claro, y sabíamos que, si aquello prosperaba, por supuesto que no sería una relación vainilla. No le puse en bandeja lo de ser mi sumiso, pero él se comportó como tal porque yo le provoco sacar el regalo de su sumisión, eso que no le entrega a cualquiera. Como digo, él fue mi sumiso antes de que yo aceptase ser su Ama. Pero lejos de tirar la toalla, lo asumió valientemente como el reto que era, con perseverancia y paciencia, sin prisa y sin pausa. Y así, sin poder identificar un momento concreto (¿primer beso? ¿primera orden directa? ¿toda una noche hablando hasta el amanecer?...), lo cierto es que llevamos ya un tiempo juntos, pero he dejado la gran noticia para celebrar la entrada número 500, que es esta :) Y he escogido este día del mes porque también era un 21 cuando nos vimos por primera vez.

¿Y cómo es él? -os estaréis preguntando-, ¿cómo es ese hombre que ha logrado lo que pocos logran con la estricta Ama S.? Pues bueno, si no me exhibo yo, tampoco lo voy a exhibir a él, y no es alguien que se describa con dos frases, pero por dar algunas pinceladas: un hombretón que se desarma a mi lado, de mente brillante, cachondo cuando toca y formal cuando lo requiere la ocasión, un luchador que solo se rinde ante mi, y por supuesto no se corresponde con el cliché de gusano arrastrado. No es perfecto, como todo ser humano, pero tiene una actitud de mejora continua, así que por eso ha llegado a estar donde está, a mis pies, y esta vez no es una estúpida y manida frase hecha.

Los más observadores habrán pillado entre líneas que cuando comenté que tenía a un candidato de prueba, ya había aparecido un nuevo comentarista, porque claro, como no podía ser de otra manera, le fascina mi blog y lo ha leído de arriba abajo. A partir de ahora comentará con un nick acorde a las circunstancias, iskandar {Ama S.}, aunque ya sabéis que no soy mucho de parafernalias, y opino que el mejor collar posible son mis piernas alrededor de su cuello. Vosotros estáis también de enhorabuena, ya que no me prodigo en fotos, y hoy nos tenéis aquí en primicia mundial :P

Ya digo que no soy de parafernalias, pero soy detallista y le he regalado algo, no por protocolo, sino por simbolismo y por marcar un punto concreto de lo nuestro como Ama y sumiso. No pesa nada... pero psicológicamente sí, que eso es lo importante. Este es el sencillo pero significativo collar -elaborado por mí de manera artesanal, con dos nudos corredizos que permiten aflojarlo o soltarlo fácilmente-, y con las iniciales de nuestros nombres, que casualmente es la misma letra. (Nadie en todo este tiempo ha deducido que la S. de mi nick no es por mi nombre sino por mi tierra, jeje). Las dos letras tienen el mismo tamaño, porque esto es una relación donde ambos tenemos la misma importancia, a pesar de que cada cual ocupa su lugar.



Es más de hechos que de palabras, en cuanto a demostrar sus sentimientos y su sumisión, lo cual está genial, aunque tampoco se le da mal lo de usar la lengua (para hablar entre otras cosas :P), así que aquí dejo algunas palabras suyas, entresacadas de nuestros mensajes privados, para acabar de presentarlo en sociedad.




Le escribo por aquí, porque cuando hablo con usted, aparte de ponerme nervioso y no terminar de poder hilar unas cuantas frases serias, me pierdo en su conversación, y nunca puedo recordar que iba a decir jajajaja.

Pues el caso es que es usted en lo primero que pienso al levantarme, y lo ultimo que ronda mi cabeza antes de dormirme. Sé que nos estamos conociendo, y por supuesto que no es mi intención apresurar las cosas, o intentar presionarla de forma alguna, sólo es transmitirle lo que siento. Esas risas nerviosas, las miradas bajas, los pelos de punta e incluso algún que otro temblor de manos. Todo eso es obra suya, tengo grabado a fuego cuando me dijo que no se conformará hasta sacar la mejor versión de mi mismo.
Y es por eso que le escribo esto. No sé si es normal que yo sienta tantísima afinidad, que sólo una palabras suyas hagan que me ria como un niño pequeño, o que me enfade conmigo mismo por... (esto queda entre él y yo jaja :P). No me asusta para nada el tener estas sensaciones y por eso las comparto con usted. Lo que sí me asusta es que a lo mejor las considera un poco prematuras, o que me estoy montando una película. Mi deseo a las reinas magas era totalmente cierto, y cuando leí el suyo, sólo pude pensar en poder decirle a diario Como desee.

***

Voy a intentar poner por escrito todo eso que tantísimo me cuesta decirle en persona, incluso hablando por skype :)

Ya llevamos un tiempo quedando, y poco a poco cogemos confianza, y vamos dando pasitos, como usted dice. y yo cada vez estoy más a gusto con usted, cada vez me cuesta menos ... adaptarme a sus ritmos, a sus horarios.... cada vez mis horas y mis actos van en consonancia con los suyos, y eso me encanta. Me encanta que me pida hacer cosas por usted, que me quiera mejorar, porque usted se merece lo mejor. Me encanta cuando me mira fijamente y no puedo mirarla a los ojos, cuando me sonríe y me pone nervioso. Y me encanta poder abrazarla y que me abrace, y besarla y que me bese. Cada día que pasa me gusta usted más que el anterior.

Hace unos días me dijo que para formalizar la relación se necesitaban ciertas cosas, pero lo cierto es que, aunque no hubiéramos hablado de eso, yo me siento suyo. Yo me ofrezco completamente, y por mi parte soy suyo, sólo a la espera de que me acepte, que me domestique. Lo que quiero decir con esto, no es que usted sea mi Ama, sino que yo me considero... su sumiso. Es difícil poder explicarlo, pero para mi, usted es... pues , mi pareja. Como digo... esto es de manera totalmente unilateral, porque usted me puede mandar a freír espárragos, pero yo la considero como tal, y actúo, y actuaré en consecuencia con esos sentimientos.

Quería decirle esto porque estos últimos días, cada vez pienso más en usted, en cómo hacerla feliz, cómo servirla... cómo ... todo :)

Y después de “escucharlo” a él, le dedico unas palabras delante de mi ciber audiencia, formada por lectores de todo tipo, y amigos que se alegrarán por mí, y detractores que se quedarán con las ganas de verme de eterna soltera del femdom:


Escribir este blog es de lo mejor que he hecho en la vida, porque me trajo a alguien como tú. Tardaste en llegar, como todo lo que merece la pena. Y solo espero una cosa: que seas mi comienzo de un final que nunca llega.