~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 23 de enero de 2016

Así es mi hombre (sumiso) ideal

Decía el otro día que busco un caballero, pero la cosa no queda ahí, así que sigo lanzando el mensaje al universo a ver si me escucha, y a ver si los rasgos sueltos que encontré en algunos sumisos en el pasado se reúnen en una sola persona.

Lo que sigue a continuación te sonará a chino si eres un adicto al femdom porno de Amas malísimas de manual y sumisos menos valiosos que un peine para un calvo, así que puedes ahorrarte leerlo. Para mí la Dominación Femenina no es una excusa para rebajar a ningún hombre, sino para tratar de elevarlo por encima de sí mismo. Así que, ¿cómo es mi hombre ideal?

Es ante todo una persona íntegra, cabal, honesta... una buena persona, vaya. A partir de ahí, es un hombre que me atrae, por su aspecto y por su forma de ser. Si es como el de la foto, mejor, que a nadie le amarga un dulce, y tengo debilidad por hombres un poco “aniñados”. Si ese mismo me llega con pose de tipo duro, se me desinfla el interés; me gusta ese punto de candor, de no perder el contacto con el niño interior, por decirlo de alguna manera. No busco un adonis, ya digo, pero como mínimo no debe empeñarse en sacarse el peor partido posible. Y sus hábitos deben ser saludables. No me refiero a que corra la maratón cada semana o que coma todo bio, me basta con que no se atiborre de comida basura ni sea un adicto a nada. Quiero que mi propiedad esté en las mejores condiciones posibles, qué menos que cuidarse, por él, y para mí.


Bueno, pues ya con eso, por desgracia, caen muchos en el corte, y es una pena porque se trata de aspectos que se resuelven con fuerza de voluntad. Pero claro, lo de esforzarse por algo en la vida a algunos ni les suena, y quieren una relación femdom caída del cielo... Luego está la forma de ser, y ahí el tema es más complicado. Si su carácter no casa con el mío, hay poco que hacer. Me gusta el humor, la inquietud intelectual, la capacidad de disfrutar con poco y de no angustiarse sin motivo, etc. Si me llega un cortito de mente, un seco-antipático, un quejica y similares, pues tampoco me interesa conocerlo más a fondo.


¿Y como sumiso?... Veamos. Es simple, eh, a pesar de las tropecientas entradas que tengo acerca de lo que NO quiero. Compatibilidad sexual aparte (feminización y cornamentas, no, gracias), se trata de algo tan simple como que él disfrute dejando las riendas de la relación en mis manos, tratando de complacerme en cada momento o al menos procurando no hacerme la vida más complicada por su culpa, y en resumen, que esté feliz de someterse a mis decisiones y de entregarme su confianza desde la seguridad de que solamente busco que saque su mejor versión, para mí, para él y por consiguiente para nosotros. No lo veo como una doma forzada, lo veo más bien como una supervisión, un control positivo, un deseo de mejora en resumen. Y yo también quiero mejorar dentro de la relación: debo mejorar para que se sienta cada vez más orgulloso de servirme, tengo que ser ese modelo hacia el cual mire con admiración, respeto y, por supuesto, deseo.


El hombre que quiero a mi lado sabe integrar su sumisión y nuestra relación femdom en su vida de manera natural. No me perderá el respeto si necesito acurrucarme entre sus brazos en un día de bajón, ni esperará que sea su máquina de cumplir fantasías sin parar, sabrá estar a la altura de cada circunstancia, siendo igual de feliz cuando es mi objeto sexual que cuando es mi cómplice y mejor amigo en cualquier momento cotidiano.

Por detallar aún más, daré alguna otra pincelada. Quiero un hombre con la suficiente madurez mental como para tomarse las cosas con su debida importancia, sin zafarse de temas serios ni ahogarse en un vaso de agua; que sepa dialogar de manera constructiva en vez de tratar de defender su maldito ego a toda costa; que vea en las dificultades un reto para mejorar en vez de como un motivo para tirar la toalla; alguien que no se pierda en mil dudas y pajas mentales que me llevan a mí a perder un valioso tiempo; alguien que se vaya o se quede, pero que no se pare en la puerta porque estorba; y en resumen, alguien cuyo lema sea “querer es poder”.


Si eres así, yo te daré la fuerza que te falta para llegar desde el “quiero” al “puedo”, porque confiaré en que serás capaz de sacar todo lo valioso que llevas dentro, porque quiero que me lo entregues, que yo lo cuidaré como lo que es: un valioso tesoro que alimentaré para que siga evolucionando hacia un cielo que no tiene límites... como ocurrirá con nuestra relación.


Dicen que el primer paso para lograr algo es visualizarlo, de manera que eso he hecho. A ver qué tal. 

17 comentarios:

  1. Hola, Ama S.

    Me parece que ha puesto Vd. aquí toda la carne en el asador (en el buen sentido de la expresión). Si después de esto todavía hay quien se atreve a dirigirse a Vd. sin cumplir estos requisitos, llevados por su ceguera y su desmedido y enfermizo ego, se merecen la cruda respuesta que Vd. les daría, si se digna dársela.

    No obstante, me tomo la pequeña libertad de hacerle partícipe de una reflexión que lleva meses rondando por mi cabeza y que asoma con timidez cuando leo una entrada suya.

    Lleva Vd. mucho tiempo peleando por el mundo virtual con este blog, con los muchos mensajes que recibe, con los chats que entabla, con sus navegaciones casuales, linkeando y curioseando, y... bueno, con lo que detalla aquí, quizá sería más conveniente que cambiara sus métodos de búsqueda, sobre todo a la vista de los resultados.

    De entrada dudo que el hombre que describe aquí vaya a parar a su blog. Puede que sea sumiso de alma, pero no creo que se califique a sí mismo como tal, sino quizá pasivo, tímido, o cualquier otro concepto políticamente más correcto, y por tanto, si busca (que ésa es otra, no sé si buscará por su cuenta en internet una mujer "activa", o de armas tomar, o con genio y figura, o cualquier tópico de ese estilo, pero el ciberocéano es ancho) y por un casual llega a éste su blog, le echará hacia atrás ya simplemente el título.

    Y si aún así lo lee, no creo que se identifique ni caiga en la cuenta de que encajaría como anillo al dedo en la descripción que ha detallado hoy aquí, por las conclusiones a las que pudiera llegar tras leer una cantidad significativa o aleatoria de entradas anteriores... Llegado a este punto, yo le sugeriría, señora, que ponga este texto en algún lugar bien visible de su portal de entrada, por ej. un enlace directo en la columna derecha, con título bien resaltado que no dé lugar a equívoco, ya que en mi humilde opinión es muy definitiva.

    Y si aún así piensa que quizá, sólo quizá, podría tener alguna posibilidad si se pone en contacto con Vd., aún así, tampoco creo que su mensaje destacaría de entre las decenas que recibiera Vd. en su buzón.

    Porque... ¿qué debería poner exactamente para llamar la atención de Vd. y que Vd. le conceda una oportunidad? Puede que el escribir no sea su fuerte, y cometa alguna que otra falta de ortografía y gramática. Trataría de transmitir sinceridad, respeto, una pizca de humor, aficiones, trabajo, nivel de vida, físico, edad, formación académica... Todo el rato hablaría de sí mismo como un aspirante a un selecto puesto de trabajo de gran responsabilidad y confianza, y eso es algo que si no recuerdo mal Vd. misma ha manifestado su repulsión en más de una ocasión...

    En fin, sólo quiero hacerle llegar a Vd. a la conclusión de que si sigue como hasta ahora, creo que lo tiene muy muy difícil. Pero también creo que esta entrada en concreto es un claro golpe de timón en otra dirección de la que humildemente ignoro su posible buen fin, pero sí es un buen principio.

    Le deseo sinceramente mucha suerte, señora, que obtenga el ansiado hombre por el que suspira y en cuya búsqueda dedica Vd. ingentes cantidades de energía, paciencia, ilusión y tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tengo en el lateral tres entradas importantes bajo mi perfil: qué siento, qué busco y qué me atrae en un sumiso. El hecho de que alguien se tome tiempo para leer algo más a fondo el blog me da una idea de su interés, y el hecho de no condensarlo más es un filtro en sí mismo. Los sumisos que llegaron más lejos conmigo se bebieron el blog entero y les dio pena de terminar cuando llegaron a la última entrada. Y en esta última frase acabo de dejar claro que sí, que por medio del blog conocí personas/sumisos válidos, y también digo que es un medio más, que mi vida no es solo virtual.

      Eliminar
    2. No creo, Fantasma de la Ópera, que necesariamente no pueda encontrar Ama S. aquí el perfil de persona que busca.

      Uno puede tener varias de esas virtudes y formas de ser y al mismo tiempo sentir ese impulso dentro que le conduzca a encontrarse con este blog.

      Ancho es el mundo...

      Eliminar
    3. Yo creo que el problema no está en el alcance o la limitación de un blog, aquí por simple estadística, entre miles de visitas, puede aparecer de todo. El problema es que EN GENERAL es complicado lo que busco porque se necesita:
      -compatibilidad personal
      -compatibilidad de principios y objetivos
      -compatibilidad femdom

      Y claro, la cosa se complica. En la vida real ya sería mucha suerte encontrar a alguien afín, y en internet ocurren dos cosas:
      -en sitios vainilla los hombres se asustan de la palabra femdom
      -en sitios bdsm los hombres solo quieren oír esa palabra

      Pero igual de complicado, o más, es encontrar un Ama que no busque dinero fácil, sesiones sueltas o relaciones paralelas a otra vainilla.

      Eliminar
    4. No es internet el mejor sitio para desvelarse porque hay demasiadas miradas, pero dicho ésto...

      Comentas bien sintetizados tres aspectos importantes que tendría que tener la pareja que quisieras encontrar. Los dos primeros básicos para cualquier relación de pareja en la que se quiera uno ahorrar sufrimientos añadidos o excesiva sensación de soledad. Es decir, para que tu pareja sea también tu compañero, tu brazo derecho, tu aliado. A lo que añades también la compatibilidad femdom.

      De esta última has hablado largo y tendido a lo largo del blog. Sin embargo, poco (algo sí) has mostrado respecto a los dos primeros.

      Me remito a la frase con la que he iniciado el texto: que no conviene mostrar demasiado donde tanta gente mira, pero igual te ayudaría (a encontrar a esa persona) el dar pistas respecto a los dos primeros aspectos (sobre todo del segundo aspecto, ya que del primero sí que has profundizado en diferentes entradas, aparte de los comentarios sobre el hombre ideal que haces en esta misma entrada). Siempre hay maneras de insinuar y dar a entender cosas con pocas palabras sin desvelar más de lo necesario; e igual orientaría a más de uno respecto al tipo de mujer que hay detrás del nick.

      A mi mujer la conocí también por internet. Fue en Meetic, aunque para entonces ya tenía yo la norma de "no marear la perdiz" por internet más de dos semanas: si me parecía interesante pasaba a conocerla en persona. Y así lo hice con ella. Pero en los pocos textos que intercambiamos esos días obtuve muchas pistas sobre esos dos aspectos (e imagino que ella también sobre mí, porque como me contó años después estaba a punto de abandonar la búsqueda e incluso se planteaba irse de Murcia y volver a su tierra, en la otra punta de España, a pesar de tener trabajo; que todo lo que encontraba hasta entonces era gente en busca de sexo, o emparejados o personas muy diferentes a ella; como ella dice: gente que no era "de verdad"

      Eliminar
    5. Por mi forma de expresarme y lo que se capta (quien sea capaz) entre líneas, ya me expongo suficiente ;)

      Suele ocurrir que cuando estás a punto de tirar la toalla, aparece alguien.

      Eliminar
  2. ¿De verdad es tan difícil encontrar gente saludable e interesada en el femdom? Ya es por sí difícil conocer gente, y cuando mentalmente tienes que descartarlas por seguir ciertos hábitos de salud o higiene es un verdadero fastidio.
    En fin, sobre ese interesante tipo de relación femdom dentro de la cual crecen ambos, tengo que decir que probablemente sea el arquetipo soñado tanto por amas como por sumisos. Tan solo con la renuncia a esos privilegios sistemáticos de los hombres en las parejas tradicionales, se dan pasos hacia una relación que comparte trazas con esa deseado idilio femdom, que se puede reflejar en: compartir labores domésticas, tener una carrera profesional si se quiere (y si no, pues respetarlo), no imponer ninguna decisión sin consultar, etc.
    No creo que ese tipo de sumisos nazca, sin duda son el resultado de un acondicionamiento previo. Quizás peco de evidencias anecdóticas porqué hablo de experiencia própia, pero creo que hay algo en el niño que crece rodeado y expuesto de figuras femeninas. El ser formado por dos hermanas mayores y una madre con autoridad, promueve ciertas conductas y valores que facilitan que el niño llegue a ser un hombre con mayúsculas, sin ataduras machistas ni por el estilo.
    En fin, muy buena entrada. No publico mucho, pero sigo al día su blog. Gran trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la infancia marca más de lo que suponemos, y entre los sumisos creo haber encontrado siempre dos grandes grupos: los que tuvieron una madre u otro familiar femenino de gran autoridad, que añoran esa mezcla de amor-dominio, y los que crecieron sin límites firmes y ahora les pone mucho que los pongan en su sitio.

      Eliminar
  3. Por delante, desde la mas que discutible autoridad que me proporciona saber que nunca podría estar al nivel de los requisitos que se exigen para ser tu sumiso verdadero, porque sinceramente creo que no mereces menos de lo que pides, siento la necesidad de agradecerte tu ejemplo de femdom natural, adulto, expresado simplemente como otra forma de quererse que incluso para algunos, como yo mismo, es una forma de quererse más excitante que sólo quererse.

    Dicho lo bueno sigue lo malo, porque para mí esto es lo malo de leerte: uno nunca deja de aprender aunque para ello siempre tiene que estar dispuesto a dejar todo lo que sabe en la puerta. Y eso da miedo S., entregarse a una en un viaje de ida con todo tu equipaje, decidir dejar de pertenecerte.

    Por suerte y creo que salido de tu propio ovillo de hilo que nos alternas a partes iguales con severidad y cariño, como corresponde a una buena ama digna de serlo, se dijo que no se puede querer a quién no se conoce.

    Hoy es fácil encontrarse, por aquí por ejemplo, pero ¿conocerse? Menos miedo me da que me conozcan sin quererme a que me quieran sin conocerme.

    De la legión de sumisos verdaderos que llamarán a tu puerta al verte agitar el candil de tu sincera declaración que, cuando les preguntes ¿y por la noche que harás? te respondan: “lo que tu quieras” , dime, ¿no estarás tu también esperando a quién cuando le preguntes "¿Y por la noche que harás?" te responda: “conocerte, para quererte”?

    Pido disculpas, esto habla demasiado sobre mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa legión de sumisos no sé dónde estará, pero en mi puerta, al menos, no. Muchos se apañan con un rato de porno o de chat sin compromiso. Propuestas surrealistas me siguen llegando, y en las sombras seguro que hay muchos paralizados por el terror que no dan el paso de decir ni hola.

      Ah por supuesto que busco que me quieran, proposiciones de pasar el rato con sexo femdom tengo a patadas, pero al final busco lo que casi tod@s, pero con el matiz de la pertenencia.

      Eso que comentas... ¿no es el de El Principito?... "Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma." Es normal que dé miedo, pero para eso está la confianza de conocerse como personas ante todo, y por eso muchos no pasan del calentón en abstracto, resbalándole la mujer que hay detrás (o delante) del Ama.

      Eliminar
    2. Gracias Ama S. (Ama y Señora) por contestar y por responder.

      Seguro que tienes razón y es del Principito, muy bonito, agradezco tu apunte.

      Me hace gracia eso que dices sobre que no vemos a la mujer en el Ama, es cierto; derrochamos tanta energía imaginándonos el Ama perfecta que de repente nos sorprende que sea una mujer.

      Menos mal que cuando te mira y te habla y te mete esa debilidad por el cuerpo....

      Eliminar
  4. Me gusta este cambio!! :)
    Hasta se lee optimista.
    Saludos y muchos abrazos Ama S!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del cambio será por lo de Año nuevo y tal y cual jajaja.

      Abrazos, Majo :)

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Publicado queda, otra cosa es que te responda alguien... Y en efecto, esto no es una web de contactos, me parece de traca que uses los comentarios para tú busqueda en un blog de MI búsqueda, pero en fin, esto es lo que hay en internet, sumisos buscando Amas antes que personas, y así les va.

      Que a mí no me interesa conocerte... pues te buscas a otra, delante de mis narices, que queda más elegante...

      Por supuesto que lo publico, así te retratas tú solo. Ahora lo puedes borrar, claro.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.