~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 6 de junio de 2014

¿Qué siento al dominar?




Como de vez en cuando actualizo mi tumblr haciendo un resumen de posts antiguos, voy recopilando temas que tengo pendientes por tratar. Y como me gustaría hablar solo de cosas bonitas en esto de la Dominación Femenina en vez de sacar a la luz toda la colección de perturbados y egoístas, hoy voy a ir más allá en este tema al que di un par de pinceladas en este post.


Si alguien me preguntase (porque no le cabe en la cabeza o por curiosidad) qué pasa por mi mente y por mi cuerpo cuando siento mi poder sobre un sumiso, le respondería lo siguiente.


Para empezar, no es algo automático ni me sirve cualquiera, esto es básico aclararlo. Así que tengo que estar con un sumiso que me interese/atraiga y exista una conexión a varios niveles, y él debe estar en ese nivel concreto de sumisión que yo necesito para que mi capacidad de dominar se despliegue por completo. Voy a matizar esto un poco antes de seguir.


El sumiso que yo necesito debe ser sumiso conmigo siempre. Eso no significa que lo lleve con una cadena por la calle, pero en cualquier gesto, por pequeño que sea, debe quedar claro quién manda, y por supuesto debe salirle natural. A un sumiso novato no le apetece estar a todas horas pendiente de todo. Puede ir andando delante de ti y entrar primero por una puerta, o pedir primero en un restaurante, o interrumpirte en mitad de una frase o no hacerte sentir que eres lo más importante del lugar en que estéis porque no tiene sus sentidos centrados como debe ser, porque un hombre suele dispersarse en cuanto pierde el panorama sexual de vista.


Y la verdad es que mi deseo de dominar se diluye bastante cuando esos pequeños grandes gestos fallan, y en mi cabeza se acumulan datos para que no me apetezca entregarme (sip, dije entregarme) dando mi dominación a cambio de su sumisión.


Así que supongamos que el sumiso ya es un chico bueno que sabe lo que tiene que hacer (antes no lo sabía porque nadie nace sabiendo o porque no le interesaba aprender ya que esa mujer en concreto le deja frío, por muchas ganas que tenga de recibir su ración de sentirse dominado), y ya estamos “metidos en faena”.


No me refiero a dominación sexual, o no solo a esto, en cualquier momento y situación, si siento que se me da absoluta prioridad, que se me obedece en la más mínima tontería, etc, ya se da la relación DF. Entonces, en el amplio abanico de situaciones posibles, lo que siento en el momento en que mi dominación y su sumisión encajan, es:
  • me siento más yo misma que nunca, porque esto es lo que me llena, y porque puedo ser yo misma con él más que con nadie
  • me siento por encima de él, porque él me alza a ese lugar, porque él está feliz de estar en un plano inferior
  • soy consciente de lo especial del momento y de la suerte que tengo, y sé que él también lo advierte y lo aprecia
  • me deleito en la belleza de todo ello, una mirada, un momento íntimo con el sumiso arrodillado, dejándose abandonar para priorizar mi placer, que haga eso que sabe que me gusta tanto sin que tenga que pedirlo, etc
  • feliz, en ese momento estoy feliz porque todo encaja
  • me pone, incluso momentos no sexuales a mí me resultan muy eróticos sin importar dónde ni cuándo
  • ternura a ratos
  • ganas de más, nunca es suficiente, siempre puede él mejorar, podemos llegar a un “más allá” que está por explorar


Básicamente es eso, y por completar lo que siento, diré lo que no siento hacia el sumiso: desprecio, burla, ganas de abusar puras y duras, en resumen, no dejo de verlo como un ser humano, porque, a mí, dominar a una piltrafa no me aporta absolutamente nada y elijo con mucho cuidado a quien le entrego (repito la palabra) uno de los aspectos fundamentales de mí.

18 comentarios:

  1. Una visión plena y hermosa de la Dominación Femenina. Difícil de alcanzar como todo aquello por lo que merece la pena luchar en esta vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que lo mencionas, que luchen por mí (solo si yo quiero que lo hagan, claro) es otra cosa que dispara mi resorte de dominación.

      Eliminar
  2. Hace ya tiempo, como dos años, en un blog ya extinto había una entrada con el título “Qué sienten”, en el que una Ama dejó su manera de sentir la Dominación Femenina. Aquello que escribió esa Ama es “idéntico” a lo que Usted ha escrito. Me explico, no coinciden las comas ni siquiera posiblemente las palabras, o sea que no es una copia, me refiero a que cuando algo nace del interior sea por parte de una Ama o de un sumiso que realmente lo sientan, los sentimientos escritos pueden coincidir. Si una Ama siente dominando lo que, en mi caso siento siendo dominado, entonces sé lo que sienten.
    Los ejemplos que ha puesto del sumiso que camina delante, que corta a su Ama cuando esta está hablando, etc., son esos detalles aparentemente sin importancia pero que en una relación de Dominación Femenina es algo primordial donde se evalúa la aptitud de quien se dice sumiso. La sumisión, como Usted bien dice, no es solo estar encadenado, decir si mi Ama o arrodillarse, es sentirlo como tuyo y hacer que Ella lo sienta de igual manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sabes, esa Ama era yo, y mis palabras exactas, porque guardo casi todo de mi paso por la blogosfera, fueron:

      "Por encima de todo, siento que estoy donde quiero y merezco estar, ubicada, con las cosas fluyendo y encajando como tienen que hacerlo para que todo funcione.

      Más concretamente, siento placer, sexual, psíquico, a la vez o prevaleciendo uno sobre otro según la situación. Siento poder, satisfacción, emoción, siento cosas que tienen nombre y otras que no se pueden explicar.

      Y todo esto en una simbiosis con el sumiso, de manera complementaria a lo que él siente. Yo disfruto dominando y él siendo dominado, él se entrega y yo saboreo su obediencia."

      He tenido que buscarlo y ni lo recordaba, pero en efecto, siempre digo lo mismo en el fondo porque lo que digo me sale del fondo :)

      Sobre el blog extinto, de sabios es rectificar ;)

      Eliminar
  3. Por supuesto que sé que aquella Ama es Usted, claro, y guardo un muy buen recuerdo de todo lo que Usted dejó en aquel blog, que contrario a Usted no guardo nada físico sino lo que entra en mi memoria. El haberlo escrito de una forma indeterminada ha sido pensando más que nada en que le hubiese podido molestar.
    Deseo que haya tomado esto como realmente lo he escrito, el hecho de que cuando alguien siente algo, por mucho tiempo que pase las respuestas siempre son las mismas.

    ResponderEliminar
  4. Aunque es consensuada la transferencia de poder existe. La verdadera diferencia entre una relación BDSM y una relación convencional, es que esta última es una relación entre pares y la otra entre alguien que somete y alguien que es sometido. Lo que se siente en última instancia es una sensación de poder.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dominio es sinónimo de poder, como digo en la frase "cuando siento mi poder sobre un sumiso" y como dice la RAE y tengo ahí en la columna lateral, pero he ido algo más allá explicando en qué se concreta esa sensación de poder, porque es como si para explicar qué siento cuando estoy feliz respondiese felicidad, no aclaro gran cosa. Y yo considero al sumiso un par mío, lo único distinto respecto a una relación convencional es su lugar en la relación, pero como ser humano está a mí mismo nivel (digo estas cosas obvias para los que aterrizan aquí sin tener ni idea del tema).

      Saludos.

      Eliminar
  5. Pues sí, me gusta todo como lo describes, principalmente cuando te refieres al comportamiento fuera del sexo, como debe de ser. Pero noto algo en falta, no sientes como te diría una especie de ansiedad, no se describirlo.
    Yo cuando estoy con un Ama, aunque solo sea hablando, al principio siento hasta temblores, luego me voy tranquilizando, bueno deja de reírte anda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no me río pero yo no siento ansiedad con esto, aunque sí que entiendo lo del nerviosismo y a estas alturas no deja de pasarme un poco cada vez que pienso ¿será por fin éste lo que busco?

      Es normal que los nervios los pase más el sumiso y me parece buena señal de lo importante de la ocasión para él. Cuando alguien me ha dicho que no estaba nervioso por hablar conmigo me quedó claro que no me daba la más mínima importancia, así que la primera charla siempre fue la última con esa persona. Sin emoción ni entusiasmo esto no va a ningún lado, no me gustan los hombres con horchata en las venas.

      Eliminar
  6. Entrega mutua entre dos personas que viven lo que sienten. Que los que sabemos lo que queremos no nos entregamos a cualquier persona...

    Ama S., hace muchísimo tiempo que no paso por su blog pero veo que sigue escribiendo unos artículos muy interesantes.

    Siempre es un placer leerla!
    Le mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que muchísimo tiempo, ¿eh? Pues de castigo te toca leer los tropecientos posts que te has perdido, pero diez veces cada uno :P Y menos mal que no castigo por cambiar de nick, que si no... :D

      Sip, aquí sigo hasta que me canse ;)

      Eliminar
    2. Uff tanto tiempo que ya ni me acordaba que había cambiado el nick... pero veo que se ha dado cuenta de ello sin que la avisase ;-) Y menos mal que no castiga por eso... pues no sé que decir... igual disfruto del castigo.

      La verdad es que anoche me leí unos cuantos posts que tenía pendientes. Es que me lo ví venir y me adelanté al castigo. :P Ahora hay unos que solo me faltan leerlos 9 veces.

      Mientras no se canse de escribir, yo seguiré leyendo lo que pueda, y aprendiendo de sus articulos. Tengo que reconocer que su blog me ayudó mucho, sobre todo al principio.

      Ama S., espero que haya tenido un buen lunes, y le deseo una semana muy feliz!

      Cuidese mucho!
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Es que no me sonaba el nick y pinché para curiosear.

      Pues nada, a leer se ha dicho, y no olvides el tumblr :P

      Me alegra que mi blog resulte útil ;) En parte sigo porque creo que hace falta algo en mi línea, modestia aparte.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Muy cierto, tu forma de hablar y sentir el FemDom es algo muy poco común en la Red. Me identifico con muchas cosas que dices en tus post y, de verdad, es un alivio para una recién llegada como yo, ver que no soy un bicho raro, ni estoy confundiendo lo que siento y cómo me estoy sintiendo. Que se lee cada cosa...

      He descubierto tu blog hace muy poco y espero poder ir leyendo, en la medida que el tiempo nos permite, porque me parece de los pocos en los que habla una mujer con sentido común.

      Se despide una becaria! XD
      Saludos

      Eliminar
    5. En esto de los sentimientos creo yo que tod@s somos becari@s y aprendices pero espero que mi poca o mucha experiencia pueda ser útil a otr@s.

      Sí, se lee y se ve cada cosa por ahí que vaya tela...

      Bienvenida y me alegra que te gusten mis ideas y que las compartas :)

      Eliminar
  7. Mas claro imposible, y sin embargo aun así quedo intrigado.

    Me llama mucho la atención algo que nombras y nunca he leído en ninguna otra parte;"ternura". Por lo general es la última palabra que uno esperaria encontrar en un articulo sobre lo que siente un Ama.

    Curioso; imagino que inspirar ternura en este contexto sólo podría lograrlo alguien que de cierta forma merezca un cariño gratuito. Ya sea por la pureza de lo que siente, o por su transparencia como persona, o porque sea de alguna manera "indefenso" ante tí.

    Pero bueno, son solo elucubraciones mias; la ternura, como culaquier sentimiento, es algo muy complejo para pretender reducirlo.

    Pero me he quedado un buen rato pensando en ello. Me encantan las entradas que hacen que uno re-piense ideas que uno creía claras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sé que no es habitual lo de la ternura, de hecho está casi "vedado" sentir ciertas cosas siendo toda una Señora Ama jajaja, pero no vas mal encaminado... Es lo de la indefensión, la vulnerabilidad de ese hombre que se expone sin temor a ser lastimado. No tengo otra forma mejor de definirlo, es ternura, simple y pura :)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.