~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 4 de febrero de 2012

¿Qué es un sumiso?


Volvamos al principio. Esta pregunta debería ser la primera entrada del blog, pero aunque sé que la mayoría entendéis el tema, seguro que hay curiosos o sumisos en fase de despertar reciente que teclean la pregunta y llegan hasta aquí, como ha sido el caso según veo en las fuentes de tráfico de mis estadísticas. Extrañas cosas, por cierto, las que teclean algunos de los que van a parar hasta este rincón, con resultado decepcionante para ellos, imagino, porque aquí no encontrarán ninguna paranoia extrema de las que andan buscando.



Volviendo al hilo, entre esas palabras que teclean algunos está justamente esa pregunta. El hecho de que alguien no sepa ni lo que es, lo sitúa en principio en un lugar bastante alejado de lo que se supone que es un sumiso, pero ya digo, puede tratarse de alguien muy joven o poco familiarizado con terminologías pero que no se sienta muy ajeno al tema después de todo. Alguien incluso dirá “¡anda!, pero si lo que siento tiene nombre y encima no estoy solo en esto”. Así es, hasta te darás cuenta de que además de sumisos existen Amas, que somos la parte complementaria en esta historia. Incluso verás que no tienes por qué seguir la corriente social de estar con una chica vainilla... Demasiadas emociones juntas, te dejo que saques tus propias conclusiones.


Al grano. ¿Qué es un sumiso? Supongo que el adjetivo (por desgracia utilizado en sentido peyorativo casi siempre) lo conoce todo el mundo, y si no, consulta un diccionario; pero por centrar el tema, diré que un sumiso, dentro de una relación de Dominación Femenina  es un hombre que disfruta sometiéndose a la mujer, sirviendo, obedeciendo, ocupando una posición en la cual prioriza los deseos de su Ama antes que los suyos propios, entregándose libremente a ella, poniéndose en sus manos con confianza, lográndose así una simbiosis entre el que da y la que recibe, que no siempre va en la misma dirección, pues el Ama puede entregarse tanto como el sumiso y el sumiso recibir tanto como el Ama. Puede ocurrir en el contexto de una relación puramente sexual o en otra que engloba aspectos más amplios, dependiendo de la necesidad/vocación de cada uno.


Tras la definición básica, vendrían dos cuestiones más. ¿Por qué? Es decir, qué lleva a un hombre a renunciar a su egoísmo sexual, a sacrificar su placer inmediato, qué se le pasa por la cabeza al buscar una relación así. Digamos que por la cabeza no le pasa gran cosa, a pesar de que luego, paradójicamente, la excitación surge del filtro mental de la situación, es decir, conceptos en principio opuestos al placer, como la humillación, el dolor, la negación del orgasmo etc, por medio de un evolucionado mecanismo mental se convierten en refinados elementos erotizantes. Pero como digo, esto no surge de algo premeditado de antemano, el (verdadero) sumiso no decide serlo, simplemente le surge del interior, es cuestión de instinto, de sensaciones, de que a cada cual le pone lo que le pone y le gusta lo que le gusta. Por decirlo en pocas palabras, estos hombres son sumisos porque les atraen las mujeres dominantes, les gusta dejarse llevar en vez de tirar de las riendas, y un largo etcétera de sensaciones, físicas y mentales, alejadas de los moldes convencionales.


La segunda pregunta sería: ¿qué saca el sumiso de todo esto? Porque en una relación de Dominación Femenina auténtica la satisfacción va en ambas direcciones. Yo solo disfruto al recibir si veo que la otra parte disfruta dándose. Aunque fuera solo por el hecho de la entrega, se obtiene compensación. Hasta las tareas más altruistas tienen un trasfondo de búsqueda de recompensa, aunque sea la satisfacción/realización personales, como en el caso del voluntariado social, o en profesiones de servicio a los demás, siempre que sean por vocación. Por una parte, lo que se consigue es cubrir esa necesidad, ese deseo de ponerlo en práctica porque es lo que te pide el cuerpo y la mente, pero luego la recompensa existe, si no fuera así, las Amas tendríamos que fabricar muñecos-sumiso porque ningún hombre estaría dispuesto a dar rienda suelta a su sumisión, por muy arraigada que la tuviese. Porque ya digo, esto es algo bidireccional.


Lo que obtiene el sumiso depende en principio del grado de sumisión de cada cual y del tipo de relación que pretenda lograr. Habrá quien obtenga la gratificación de una sesión de sado, porque eso le basta y le sobra, y habrá quien se sienta realizado convirtiéndose en un esclavo con cadenas en los tobillos las 24 horas de los 7 días de la semana. Entre ambos extremos cabe un mundo. El que tiene una doble vida a espaldas de su pareja vainilla por llenar esa faceta de su vida que 'no necesita/no tiene valor' de convertir en el eje de sus relaciones. El que tiene una relación de pareja “normal” que incluye juegos bdsm con esa misma persona. El que lo siente como algo más que un juego pero menos que un estilo de vida. El que busca una relación DF amplia con alguien que le atrae no solo por ser Ama sino por todo el conjunto mujer-persona. Este último es el que busco yo, no está de más repetirlo las veces que haga falta.


En definitiva, para MI (subrayo, opinión personal), un sumiso es lo que he comentado más arriba y NO es todo lo que englobo en mi lista de falsos sumisos. Hago el inciso de comentar que los mejores sumisos que he conocido (aquellos que demostraban con hechos sus palabras y tenían una experiencia más allá del teclado del PC) coincidían con mis teorías, y “casualmente”, los que resultaron ser unos caprichosos pasajeros sin vocación auténtica, estaban en contra...





Por último, una aclaración al hilo de todo esto. Si existen distintos grados de sumisión según defiendo, ¿cómo es que tengo esas entradas con etiqueta de falsa sumisión en mi blog? ¿No serían sumisos a otro nivel en vez de falsos? Veamos. Todos esos tipos de sumisos son falsos por:
a) presumir de ser una cosa cuando son otra, ofrecerse como sumisos completos cuando solo buscan una faceta que les colme una necesidad concreta
b) plantear la sumisión desde bases deshonestas

Ejemplo del caso a. Un sumiso bedesemero no es falso, se podrá entregar como el que más durante la sesión, pero ojo, si se vende como el super sumiso del universo, entonces SI es falso, más que un euro de chocolate.
Ejemplo del caso b. A algunos les sorprenderá la entrada del sumiso emparejado, opinando que ellos no son falsos sumisos por tener pareja y amante-Ama. Bueno, mi opinión es que básicamente son falsas personas. No tengo nada en contra del poliamor y las parejas abiertas, aunque no entren, de momento, entre mis prácticas, pero lo loable es que al menos se supone que son relaciones en las que todo es transparente. Sin embargo, un sumiso que engaña a su novia o a su Ama o a ambas ocultando su relación paralela no está en el nivel de sinceridad requerido para ser un sumiso, ya sea total o a ratos. Un sumiso debe ser leal, honesto, coherente, y si anda con secretismos y deslealtades con su parienta no tendrá ningún escrúpulo en hacer lo mismo con su Ama, por poner el ejemplo típico. Tenemos que evolucionar, no volver a la época de las tinieblas medievales con relaciones de encajar agendas y entregas a medias.
Pero estad tranquilos, falsos sumisos del mundo, siempre habrá un roto para un descosido, o sea, Amas que coleccionen semi-sumisos, total, para un rato cualquiera vale, o Amas light que les pasen la mano por el lomo diciéndoles que son los mejores sumisos. Dios los cría y ellos se juntan. Un verdadero sumiso será muy consciente del nivel de su sumisión y vivirá coherentemente con ello. Los falsos sumisos jamás reconocerán que están en otro nivel distinto al que ellos creen estar, son demasiado soberbios y están demasiado fuera de la realidad para aceptarlo, aparte de ser unos tiquismiquis que se ofenden pronto cuando les muestras sus fallos, defectos todos ellos incompatibles con la verdadera sumisión... que es algo que existir, existe, como he tenido la enorme suerte de comprobar en el pasado, y confío que en el futuro también.

11 comentarios:

  1. Enorme post! Gracias, Señora, lo ha explicado de manera perfecta!

    ResponderEliminar
  2. Plas, plas, plas, me ha encantado de principio a fin, pero sobretodo el fin. Cuando localices a uno de los de verdad, a ver si tiene un hermano gemelo y me apunto en lista de espera para quedármelo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera que lo encuente, que avise, y lo clonamos :-)

      Eliminar
  3. Cuando he visto el título he pensado de inmediato: !no, que se nos acaba el blog! Aunque me da la sensación de que siempre hay algo que decir ¿verdad? Yo también pensé que el tema daba poco de si y ahí sigo, dándole vueltas a las tuercas... y más cuando he tenido la suerte de encontrar uno de esos verdaderos sumisos, y entonces ya se extiende el horizonte más allá de lo que imaginaba.

    Me ha gustado mucho la descripción, creo que poco más se puede decir, que en realidad cuando se quita toda la paja lo que queda es esa esencia... por cierto me quedé en la frase "qué se le pasa por la cabeza al buscar una relación así. Digamos que por la cabeza no le pasa gran cosa" jejeje, me recordó a un documental en el que se explica que los hombres tienen una sección en su cerebro llamada "la nada" y que muchas veces están ahí ;).

    Y ahora tengo la esperanza de que sigas escribiendo, ¿eh? que me encanta lo que dices y como lo dices. Besinessss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, no veo nada apocalíptico en el título, tranquila, seguiremos dando caña de momento ;)

      Ay, pobres, nos metemos con ellos y resulta que la tal babia mental existe y todo. Es que son unos incomprendidos :)

      Pues nada, mándanos un trocito de adn de tu sumi para que lo vayamos "estudiando científicamente" ;)

      Ahora, en serio, enhorabuena, y ahí queda el testimonio de que haberlos, haylos.

      Eliminar
  4. Hoy no me pongo tan renvindicativo, palabrita del niño Jesús, ;-), y hasta sintentizaré y todo (la mayoría de las Amas que he conocido me han dado buena impresión que conste).

    Creo que tener claro lo que se quiere y luego obrar en consecuencia es clave para tener éxito. Y parece una tonteria pero no mucha gente lo tiene tan claro.... y much@s dan "palos de ciego" hasta que se aclaran....

    Y si, entregarse produce placer, hay quien se entrega por una causa y le encanta hacerlo, y entregarse a una mujer es siempre una buena causa, al menos para mi :-).

    Ama Alyna, Ama S, efectivamente la tal babia mental o sección del cerebro llamada "la nada" existe, lo corroboro yo que soy geneticamente XX :D.

    ResponderEliminar
  5. Excelente entrada, como casi todas las de su blog.
    Algunas cosas podrían ser discutidas, pero en general 99% de acuerdo.
    Ya se lo he dicho en un mensaje privado, pero lo reitero en público. Muchas gracias por sus escritos.

    ResponderEliminar
  6. Que decir de nuevo, sino felicitarla una vez más Ama S., y totalmente de acuerdo con Ama Alyna, animarle para poder seguir leyendo futuras y ansiadas entradas en su Blog, entradas que nos invitan a reflexionar.
    Gracias de nuevo
    Slds: J.R.G.

    ResponderEliminar
  7. También a mi me parece un diagnostico muy realista, sin embargo hay una frase en la que me he sentido reflejado...
    "Un sumiso debe ser leal, honesto, coherente, y si anda con secretismos y deslealtades con su parienta no tendrá ningún escrúpulo en hacer lo mismo con su Ama, por poner el ejemplo típico".
    El que se pica ajos come...y a mi me pica..., yo intente seducir el lado dominante de mi parienta y no supe aflorarlo.
    Ella accedió a mantener relaciones sexuales conmigo desde una posición dominante, sin embargo nunca buscaba su orgasmo, procuraba que alcanzara la eyaculación lo antes posible y así abandonar el papel que solo hacia para intentar mantener nuestra relación.
    Intente atenderla como un esclavo: sirviéndola y procurando su bienestar fuera del sexo, sin embargo la sensación de que mi yo sumiso dominaba su rol dominante, se mantuvo..., cese con las practicas sexuales DomFem porque no me las creía y porque me parecía deshonesto mantener una relación con alguien que no disfrutaba teniéndolas.
    Desde entonces de cuando en cuando busco tener relaciones DomFem, sin embargo la frustración me invade..., durante mucho tiempo no conté mis escarceos sexuales, pero no por deshonestidad sino por no hacerla daño..., es muy celosa.
    El matrimonio al final se rompió, yo no pude mantener viva una relación sin DomFem y a la pregunta si fui deshonesto con mi mujer, respondo que si.
    Ser deshonesto una vez significa que eres una persona deshonesta, pues yo creo que no y creo que si quiero una relación DomFem real debo ser leal, sincero y coherente con el Ama.
    Un sumiso real y honesto

    ResponderEliminar
  8. Una vez más, gracias por ayudarnos a conocernos. Me ha encantado todo, pero quiero destacar dos fragmentos:

    "Porque en una relación de DF auténtica la satisfacción va en ambas direcciones. Yo solo disfruto al recibir si veo que la otra parte disfruta dándose."

    Me alegra saber que al otro lado existe el mismo sentimiento. Para mí no tiene sentido dar cuando mi pareja no lo desea ni disfruta con ello. El excitante equilibrio que se va estableciendo, que va evolucionando, día a día, gesto a gesto, es delicioso. Afecta a todos los rincones de la relación (obviamente no es sólo sexual) y tiene una influencia inmensa en ella.

    "El que busca una relación DF amplia con alguien que le atrae no solo por ser Ama sino por todo el conjunto mujer-persona."

    A veces abusamos del vocabulario (Ama, sumiso, etc.) y de las etiquetas. Clasificar es difícil y muchas veces peligroso. Me parece muy acertado hablar del conjunto mujer-persona, porque al final hay personas, todas únicas, y en la relación entre una mujer y un hombre hay multitud de factores que intervienen. Por supuesto es vital que haya buena conexión en las orientaciones dominantes y/o sumisas, pero también hay más cosas. Y respecto a la "relación DF amplia", tampoco puedo estar más de acuerdo. Primero, porque me cuesta entender las relaciones de otra manera, y segundo, porque incluso desde el punto de vista de la relación sexual, es muy interesante que haya una relación más "amplia" detrás. Una relación puramente sexual no tiene el mismo potencial ni puede durar en el tiempo con el mismo estado de salud.

    Me gustan mucho la pureza y la ambición de sus planteamientos. Vivir así tiene riesgos, pero a pesar de ello es valiente en cada pensamiento, en cada palabra. Suerte!

    David

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.