~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 21 de abril de 2017

Ama encuentra sumiso verdadero


¿No os pasado nunca que cuando dais algo por imposible, justo entonces ocurre? Tampoco digo que sea una ley universal o que las cosas pasen porque sí, sin mover un dedo para lograrlas. No funciona lo de la ley del mínimo esfuerzo en algo tan complejo y minoritario como esto. Los mensajes de copia-pega, las prisas, las falsedades, etc., no sirven para nada. Y yo sí que me lo he currado para llegar a este punto, buscando de manera activa, casi por tierra, mar y aire, a mi posible sumiso, y manteniendo la esperanza a pesar de la lamentable chusma que abunda entre los mal auto-llamados sumisos que tienen 0% de sumisión en sus venas.

Es muy difícil en general encontrar a alguien compatible y que encima sea nuestra parte complementaria en esto. El porcentaje en mi caso por medio del blog está en uno de cada 100 candidatos. Esa es la triste cifra, y debido a circunstancias y falta de la debida conexión personal, la cosa no cuajó en su momento. Sabéis que no me exhibo ni cuento con pelos y señales mis vivencias, para eso ya hay otros blogs que se dedican justo a eso. Pero tenía claro que cuando llegase “él”, lo anunciaría debidamente. Así que allá voy.


A principio del año pasado, enero de 2016, escribí una entrada en plan llamada cósmica de rollo positivo, porque de tanto hablar de falsos sumisos a lo mejor estaba atrayendo justo eso, aparte de porque es lo que abunda, claro, jajaja. Y la llamada tuvo respuesta al cabo de unos meses. En Carta a mi sumiso ideal ya dije que sería él quien me encontrase a mí (a mi blog para empezar), y la energía y la pasión que llevo invertidas por aquí parecían tener resultado al fin. Él se lo pensó bastante antes de escribirme porque no se quería precipitar. Se agradece que no quieran hacerme perder el tiempo, qué diferente de los sumisos exprés con esos mensajes de “domíname ya y rapidito, acéptame porque yo lo digo”. Pero cuando, tras unos 500 mensajes privados en más de 5 años de blog, llegó el suyo, breve y correcto pero no muy distinto a otros (“busco lo mismo que Usted pero a la inversa”), lo acogí con el lógico escepticismo. Y con pereza, con bastante pereza, porque llevaba una temporada “completita” en cuanto a besar sapos. De hecho estaba conociendo a uno de esos sapos por la época, y se lo dije cuando le respondí, (no lo de que el otro fuera un sapo, algo que no sabía aún, jaja). Y me alegro de que me pillase en fase de conocer a alguien, porque pudo comprobar que soy honesta y que, tal como cuento aquí, conozco a cada persona de una en una. Pero no dijo como otros, “ah, pues que te vaya bien y me voy con mi mensaje de copia-pega al resto de Amas”. No, él quiso hablar conmigo, tranquilamente, como dos personas, vaya. Y, además, dato importante, él estaba en mi ciudad... No digo que sea el único motivo para ir más allá con alguien, pero a estas alturas, conocer a personas de otra ciudad que en el fondo saben que nunca querrán/podrán salir de ese “nido”, me apetece menos que subir descalza a una montaña nevada.

Así que empezamos a hablar y a conocernos. Él averiguó qué mujer había tras mi nick (una maravillosa, claro, jijiji :P) y yo fui descubriendo a un hombre que, más allá de ser sumiso, me pareció valioso e interesante... Y, además, algo crucial: compatible conmigo. Esta parte le sonará a chino a las que buscan un gusano o un plan B de espalda a su pareja oficial, pero ellas se lo pierden. Ante todo somos personas, y hablamos de todo, nos divertimos, nos apoyamos, hacemos todo tipo de planes, en fin, somos compañeros de travesía. Y de forma simultánea, tenemos una relación femdom. Y esto ha sido así casi desde el primer minuto; estas cosas hacen clic o no, y a la inversa pasa igual, hay poco que se pueda hacer para intentar que ocurra algo con calzador.

Por supuesto somos compatibles en el tema femdom. A ninguno de los dos nos interesa toda la basura que cuelan muchos aquí. Él no necesita “quitarse el peso de ser un hombre” ni es de los que quieren ver a su “ama” convertida en una puta que se acuesta con otro delante de él mientras finge que lo hace por la libertad sexual de ella (juasss), ni nos va la escatología ni la feminización, y por resumir, estamos en el extremo opuesto del femdom basado en sacar lo peor del género humano. La idea es que ambos progresemos y seamos mejores gracias a la relación.

Evidentemente nuestra sexualidad no es convencional. Nos gusta todo lo que está en la línea de su obediencia y mi mandato, de priorizar mi placer, porque de ahí procede el suyo también. Facesitting, sexo oral, tease and denial, atarlo... en definitiva, usarlo y abusar sexualmente de él. Y no es solo mi sumiso en lo sexual sino que está pendiente de mi bienestar en todo momento.

Nunca he tenido prisa y creo que es necesario dar margen para ver cómo rueda todo. He dicho que nuestra relación empezó pronto, pero no fuimos Ama/sumiso de manera oficial desde el primer día. El trasfondo femdom estaba ahí, claro, y sabíamos que, si aquello prosperaba, por supuesto que no sería una relación vainilla. No le puse en bandeja lo de ser mi sumiso, pero él se comportó como tal porque yo le provoco sacar el regalo de su sumisión, eso que no le entrega a cualquiera. Como digo, él fue mi sumiso antes de que yo aceptase ser su Ama. Pero lejos de tirar la toalla, lo asumió valientemente como el reto que era, con perseverancia y paciencia, sin prisa y sin pausa. Y así, sin poder identificar un momento concreto (¿primer beso? ¿primera orden directa? ¿toda una noche hablando hasta el amanecer?...), lo cierto es que llevamos ya un tiempo juntos, pero he dejado la gran noticia para celebrar la entrada número 500, que es esta :) Y he escogido este día del mes porque también era un 21 cuando nos vimos por primera vez.

¿Y cómo es él? -os estaréis preguntando-, ¿cómo es ese hombre que ha logrado lo que pocos logran con la estricta Ama S.? Pues bueno, si no me exhibo yo, tampoco lo voy a exhibir a él, y no es alguien que se describa con dos frases, pero por dar algunas pinceladas: un hombretón que se desarma a mi lado, de mente brillante, cachondo cuando toca y formal cuando lo requiere la ocasión, un luchador que solo se rinde ante mi, y por supuesto no se corresponde con el cliché de gusano arrastrado. No es perfecto, como todo ser humano, pero tiene una actitud de mejora continua, así que por eso ha llegado a estar donde está, a mis pies, y esta vez no es una estúpida y manida frase hecha.

Los más observadores habrán pillado entre líneas que cuando comenté que tenía a un candidato de prueba, ya había aparecido un nuevo comentarista, porque claro, como no podía ser de otra manera, le fascina mi blog y lo ha leído de arriba abajo. A partir de ahora comentará con un nick acorde a las circunstancias, iskandar {Ama S.}, aunque ya sabéis que no soy mucho de parafernalias, y opino que el mejor collar posible son mis piernas alrededor de su cuello. Vosotros estáis también de enhorabuena, ya que no me prodigo en fotos, y hoy nos tenéis aquí en primicia mundial :P

Ya digo que no soy de parafernalias, pero soy detallista y le he regalado algo, no por protocolo, sino por simbolismo y por marcar un punto concreto de lo nuestro como Ama y sumiso. No pesa nada... pero psicológicamente sí, que eso es lo importante. Este es el sencillo pero significativo collar -elaborado por mí de manera artesanal, con dos nudos corredizos que permiten aflojarlo o soltarlo fácilmente-, y con las iniciales de nuestros nombres, que casualmente es la misma letra. (Nadie en todo este tiempo ha deducido que la S. de mi nick no es por mi nombre sino por mi tierra, jeje). Las dos letras tienen el mismo tamaño, porque esto es una relación donde ambos tenemos la misma importancia, a pesar de que cada cual ocupa su lugar.



Es más de hechos que de palabras, en cuanto a demostrar sus sentimientos y su sumisión, lo cual está genial, aunque tampoco se le da mal lo de usar la lengua (para hablar entre otras cosas :P), así que aquí dejo algunas palabras suyas, entresacadas de nuestros mensajes privados, para acabar de presentarlo en sociedad.




Le escribo por aquí, porque cuando hablo con usted, aparte de ponerme nervioso y no terminar de poder hilar unas cuantas frases serias, me pierdo en su conversación, y nunca puedo recordar que iba a decir jajajaja.

Pues el caso es que es usted en lo primero que pienso al levantarme, y lo ultimo que ronda mi cabeza antes de dormirme. Sé que nos estamos conociendo, y por supuesto que no es mi intención apresurar las cosas, o intentar presionarla de forma alguna, sólo es transmitirle lo que siento. Esas risas nerviosas, las miradas bajas, los pelos de punta e incluso algún que otro temblor de manos. Todo eso es obra suya, tengo grabado a fuego cuando me dijo que no se conformará hasta sacar la mejor versión de mi mismo.
Y es por eso que le escribo esto. No sé si es normal que yo sienta tantísima afinidad, que sólo una palabras suyas hagan que me ria como un niño pequeño, o que me enfade conmigo mismo por... (esto queda entre él y yo jaja :P). No me asusta para nada el tener estas sensaciones y por eso las comparto con usted. Lo que sí me asusta es que a lo mejor las considera un poco prematuras, o que me estoy montando una película. Mi deseo a las reinas magas era totalmente cierto, y cuando leí el suyo, sólo pude pensar en poder decirle a diario Como desee.

***

Voy a intentar poner por escrito todo eso que tantísimo me cuesta decirle en persona, incluso hablando por skype :)

Ya llevamos un tiempo quedando, y poco a poco cogemos confianza, y vamos dando pasitos, como usted dice. y yo cada vez estoy más a gusto con usted, cada vez me cuesta menos ... adaptarme a sus ritmos, a sus horarios.... cada vez mis horas y mis actos van en consonancia con los suyos, y eso me encanta. Me encanta que me pida hacer cosas por usted, que me quiera mejorar, porque usted se merece lo mejor. Me encanta cuando me mira fijamente y no puedo mirarla a los ojos, cuando me sonríe y me pone nervioso. Y me encanta poder abrazarla y que me abrace, y besarla y que me bese. Cada día que pasa me gusta usted más que el anterior.

Hace unos días me dijo que para formalizar la relación se necesitaban ciertas cosas, pero lo cierto es que, aunque no hubiéramos hablado de eso, yo me siento suyo. Yo me ofrezco completamente, y por mi parte soy suyo, sólo a la espera de que me acepte, que me domestique. Lo que quiero decir con esto, no es que usted sea mi Ama, sino que yo me considero... su sumiso. Es difícil poder explicarlo, pero para mi, usted es... pues , mi pareja. Como digo... esto es de manera totalmente unilateral, porque usted me puede mandar a freír espárragos, pero yo la considero como tal, y actúo, y actuaré en consecuencia con esos sentimientos.

Quería decirle esto porque estos últimos días, cada vez pienso más en usted, en cómo hacerla feliz, cómo servirla... cómo ... todo :)

Y después de “escucharlo” a él, le dedico unas palabras delante de mi ciber audiencia, formada por lectores de todo tipo, y amigos que se alegrarán por mí, y detractores que se quedarán con las ganas de verme de eterna soltera del femdom:


Escribir este blog es de lo mejor que he hecho en la vida, porque me trajo a alguien como tú. Tardaste en llegar, como todo lo que merece la pena. Y solo espero una cosa: que seas mi comienzo de un final que nunca llega.

lunes, 17 de abril de 2017

Amas, sumisas, switch, churras y merinas



Este blog no solo lo leen mayoritariamente hombres, concretamente sumisos, o que dicen serlo, ejem, juas. Según mis conclusiones, a juzgar por los comentarios y los mensajes privados, pueden ser el 90% de los lectores. También hay de todo: sumisas, amos, switch, curiosos e inclasificables. Incluso hay Amas que me leen. Esa es la buena noticia para los sumisos. La mala noticia es... que algunas no se aclaran del todo con lo suyo, y otras directamente no se sabe cómo han llegado hasta aquí, porque parece que se han caído de un meteorito las pobres.

Voy a mostrar algunos ejemplos.
Esto es una consulta privada de un “ama novata”, según indica ella en el asunto de su mensaje:

Buenas tardes Señora.
hace algo mas de 1 año que descubri el BDSM de la mano del que es hoy mi Amo y estoy encantada con ser su sumisa .Al principio de esta relacion me dijo que éĺ en realidad era swich, ya que habia sido antes sumiso durante mucho tiempo. Al principio no le di importancia , al contrario, me parecio enriquecedor porque asi sabia lo que yo podia sentir. Durante ste tiempo y conforme voy conociendo mas este mundo, me estoy dando cuenta de que el lado fendom tambien me llama y en nuestra relacion, en varias ocasiones le he dado ordenes y a el le encanta. Tanto es asi, que me ha propuesto tener una sesion siendo yo su Ama. Y la verdad es que no se por donde empezar. Me da un poco de reparo, puesto que le veo como mi Amo, pero por otro lado me da mucho morbo someterlo. Y aunque las practicas de sometimiento pueden ser parecidas sen ambos sexos, no es exactamente lo mismo. Asi que no se por donde empezar.....me puede aconsejar?
Gracias por su tiempo

Esta otra lectora me pidió “consejo para ser buena ama”:


estimada, solo para comentarte que hace un par de meses comencé a ser ama, mi sumiso es un tipo bastante rebelde, el dice querer una relación ama-esclavo pero al mismo tiempo le gusta ser dominante y que las cosas se hagan a su modo, y en momentos con su presión llego a perder el control... Como ser una ama?

Y como tercer y último ejemplo, este comentario apareció por aquí en el post Testimonio de sumisos (por cierto, el hecho de dejarlo ahí es bastante ilustrativo del despiste de la que lo escribió):

Hola... Soy ama y por mucho tiempo estuve como submisa, auque nuestra relación no era explícitamente amo y submiso pero había ese juego.. Resulta que el tío era un psicópata... Le gustaba dominar y mandarme y tenerme como una perra loca por el, y lo estaba, pero me aburrí, me cansé. Ahora me considero switch.. Pero todavía me estoy iniciando en la dominación... Creo que agrado demasiado mis submisos... Los tengo asco.... De verdad pero me tienen atendida


Mirad, chicas, esto es muy fácil. ¿Se os mojan las bragas con estas cosas? Uy, a ver, que lo explico más finamente :P ... ¿Quieres saber si lo tuyo es la Dominación Femenina? Observa cómo reaccionas ante esta idea que te voy a proponer, o mejor aún, haz realidad la que tengas TÚ, que esto no va de seguir manuales ni de preguntar a tu vecina (o a mí) que es lo que se supone que tienes que hacer, decir o pensar. Yo en particular no soy la típica Ama de vídeo porno con cara de mala leche perpetua y traje de latex hasta para ir a comprar el pan (ay, no, que esas tienen una cuadra de cien esclavos para no quebrarse ellas las uñas en tareas mundanas). Tampoco me van las cosas que supuestamente son propias de una mujer dominante: ponerle al sumiso bragas -rojas o rosas por supuesto, ejem-, ponerle los cuernos delante de sus narices (con lo cual dejan de ser cuernos jajaja) o azotarlo hasta que salpique la sangre en la pared. De manera que te doy un ejemplo mío particular cuando te digo esto: imagina que un hombre se ofrece a ponerse en tus manos para que hagas con él lo que te de la real gana. ¿Qué tal? ¿Te interesa? ¿Te deja fría? ¿Qué harías? ¿Te quedarías bloqueada/defraudada porque él no tomase la iniciativa? ¿O le arrancarías la ropa y le morderías los labios en cuanto te quedases con él a solas? ¿Le pedirías sin tapujos que te hiciera tal o cual cosa, pensando por encima de todo en tu propio placer?

Yo no me puedo extender más sobre esto, es como intentar explicar por qué me gusta comer sardinas; para mí el deseo y la necesidad de dominar se trata de algo que me nace de dentro y al darle vueltas al tema me siento como si explicase que dos más dos son cuatro. Y repito, hablo siempre de femdom en un contexto de erotismo y sexualidad entre una mujer y un hombre que se atraen, aquí jamás hablo de piltrafillas, gusanos y “relaciones” de desprecio, ni separo con un muro de acero relación de pareja/sesiones a ratos en oscuras mazmorras. Yo abuso sexualmente de un hombre, que es otra cosa, y lo hago porque a ambos nos pone como motos, porque nuestra sexualidad funciona de esa manera. A los del otro bando, a los de sesiones, me parece que no les excita sino que lo usan como escape psicológico para situaciones varias.

Llevo ríos de tinta cibernética acerca de todo esto, y la clave me parece que está ahí, en la excitación, en el deseo, y eso NO SE PUEDE IMPLANTAR, ni en el cerebro ni en la entrepierna. ¿Cómo puedes hacerte Ama? Pues... yo qué sé, es que no puedes. Podrás fingir, apuntarte a clases de teatro o intentar imitar a alguien, pero si no es lo tuyo, olvídate. ¿Para qué quieres meterte con calzador en un vestido que no te cabe? Y si lo haces por agradar a alguien... desastre asegurado. El caso de la chica switch es algo más complicado, porque me parecen relaciones que necesitan un extra de... “combinación de ritmos” a la hora de someterse/dominar, pero en todo caso también necesita tener claro que eso le llena, aunque sea a ratos, y si dice que no sabe por donde empezar... ay, mal vamos...

En resumen, si esto no te excita sexualmente ni te emociona a nivel psicológico, lo demás es tratar de sacar provecho del vicio ajeno o combatir el aburrimiento. Y de aprovechadas y aburridas está, por desgracia, el mundillo femdom a rebosar, y para muestra el botón de la individua del tercer ejemplo. Así que, si no lo tienes claro, no le des más vueltas, probablemente no es lo tuyo.

viernes, 14 de abril de 2017

Topicazo femdom

Escenas como estas las hay a miles. La chica que, directamente o con doble personalidad, se pone en plan dominatrix cruel con el pobre chico que se apunta a un bombardeo sexual pero que luego le sale el tiro por la culata.


Traigo esta escena en concreto por una sola razón... ¡Me pido un osito de esos, pero ya! XDDD

video

jueves, 6 de abril de 2017

Agencia de sumisos


Se me acumulan los mensajes pidiendo consejo. Hay alguno hasta de hace un año, y la mayoría va en la línea de “no me aclaro sobre lo que soy” y “no sé cómo llevar a mi pareja al terreno femdom”. Ya los iré comentando aunque ya he hablado de esto bastante, y además, como adelanto os digo: si no te aclaras tú, yo no sé leer mentes, y si a tu pareja no le tira lo de ser Ama, yo no te voy a dar la fórmula mágica, porque si existiese, habría que venderla a precio de oro.

Lo que traigo hoy es algo diferente. De vez en cuando la gente riza el rizo y me hace una oferta de lo más surrealista. Y este es el caso del siguiente mensaje:

Hola, he visto tu blog y me gustaria ofrecerte mi idea sobre la viabilidad de una Agencia matrimonial para sumisos. Mi idea es que los interesados se registraran como en cualquier Agencia. Tu controlarias sus datos y solo tu decidirias quien formara pareja con quien. Al ser personas sumisas deberan obedecerte o ser expulsados de la Agencia perdiendo todo derecho. Tu unirias a parejas se sumisos segun tu criterio y ellos deberan vivir en pareja siempre bajo tu autoridad. Pienso que se formarian buenas parejas. Ellos vivirian en armonia y siempre estarian sometidos a tu autoridad. Tu les exigiras como deben comportarse. ante cualquier minima desaveniencia. Por supuesto que al aceptar tu autoridad de por vida y tu tutela, deberan mantener su cuota por pertenecer a la Agencia. Bueno como no se si molesto, quedo a tu disposicion por si esta idea de Agencia te pudiera interesar.


"Menos mal" que la idea es unir a sumisos con sumisas (unión bastante absurda además), porque vamos, lo de decidir yo con quién se tiene que emparejar el prójimo, y encima en plan Ama-sumiso... jajaja. Tengo poco más que comentar, lo traigo como anécdota de la imaginación (léase cara dura) de algunos iluminados. Quizá ha intentado hacerse pasar por mujer para buscar esclavos financieros y no ha tenido suerte, y ahora quiere su cuota fácil de por vida, o yo qué sé. Alucino, flipo y enmudezco. 

viernes, 31 de marzo de 2017

Sordidez femdom

En esta película, El alquimista impaciente, un tipo casado muere durante una juerga desenfrenada con una dominatrix. Al final se descubre que lo realmente escabroso es la ambición desmedida, pero “para variar”, tenemos el tema asociado a una perversión peligrosa y horrible para pasar el rato de espaldas a la pareja oficial. Aunque claro, ahí ni hay sumisión masculina ni relación femdom en condiciones ni nada de nada. Lo traigo como simple curiosidad, ojalá pudiera hablar de otro tipo de historias, pero eso es lo que abunda. Con cosas como esta, a ver quién sale ahí afuera a comentar con naturalidad que disfruta dominando hombres. En fin, ya sabéis que desde aquí trato de combatir esa imagen nefasta del femdom y espero estar logrando algo en ese sentido. Cruzo los dedos.

video

lunes, 27 de marzo de 2017

¿Sumiso o vainilla complaciente?


Este post es un consejo público para una amiga lectora que me sigue desde hace mucho tiempo. Su consulta es la siguiente:

Bueno te cuento que encontré a mi sumiso verdadero, sólo que mi sumiso es vainilla y no conoce nada de femdom. Al ser vainilla no sabe nada de prácticas femdom, pero lo curioso con él, es que su prioridad soy yo en todo momento, cuando tenemos sexo a él solo le importa mi placer, y en la vida diaria también es así. Se levanta antes para llevarme al trabajo, hasta sale un momento antes para calentar el coche para que yo no coja frío. Todo esto le sale a él, yo jamás le he dicho nada. A veces le dan los ataques de testosterona que le dan a los hombres que se ponen resabiosos por gusto, y lo miro mal, y se va calmando. Y hace lo que le mandó sin rechistar. Es más sumiso que los que dicen serlo, y como es vainilla no tienes los típicos fetiches de psedosumiso. El problema que tengo con él es que le intente explicar lo del femdom y es como hablarle en chino. No entiende el asunto, y en su cabeza un hombre sumiso es un gay, vamos que por su crianza no entiende nada del asunto. Pero conmigo es sumiso 100%, y lo veo como darme prioridad, a él le pone súper feliz, si le prohíbo que me recoja en el trabajo no va a recogerme, pero se pone triste, y si le llamó y le digo ven, recogeme se pone contento. Con el sexo lo mismo, lo pongo a prueba, le digo q tiene prohibido darme nada de placer, y pierde la ereccion, si le digo ven que solo hoy tu tendrás sexo oral, y se desinfla, que hombre vainilla le pasa eso? Te quería contar porque quería saber tu opinión. Tu crees que es sumiso verdadero? Me tiene con la duda si es sumiso de verdad o sólo está enamorado de mí. O las dos cosas. No quiero manipularlo ni nada, quiero hablar todo el femdom con el abiertamente.

Siempre es complicado opinar de relaciones concretas, así que voy a intentar responder lo mejor que se pueda. Antes, un inciso. Yo conocí a cierto hombre que parecía mejor sumiso que los que andan por ahí soltando a-sus-pies a diestra y siniestra. Y al principio parecía muy entregado, muy pendiente de ponerme en primer plano, etc. Yo no le oculté que buscaba una relación femdom, y él no entendía mucho el tema, pero le pareció bien el resumen que le hice: darme prioridad en todo momento, tanto en el sexo como en todo lo demás. Pues bien, no tardó en ir sacando lo de “hoy por ti, mañana por mí”. Es decir, si me daba sexo oral, luego comentaba de pasada “¿no te apetece hacérmelo a mí?” Y cosas por el estilo. Además tardó muy poco en buscar algo “equitativo”. Que por otra parte es lógico, ya que no se consideraba sumiso, y tampoco lo era sin saberlo... Ojo, porque esto es importante. Puede que un hombre sea sumiso pero lo tenga reprimido o tema volverse gay, como el chico del mensaje.

¿Cómo se sabe entonces qué es realmente un hombre? Solo hay algo que puedas usar en estos casos: el tiempo. Dale tiempo y date tiempo a ti misma para ver cómo ruedan las cosas. Si alguien finge, se le pilla enseguida. Los hombres son cazadores por naturaleza, así que no “te regales” pronto sin que se lo gane, auto domina tus impulsos para empezar.

¿Está enamorado ese chico? Puede ser. Aunque si lleváis menos de seis meses no creo que sienta algo más que atracción. Aquí de nuevo necesitas tiempo y no precipitarte, y por supuesto, mirar la compatibilidad más allá del tema femdom. No sirve de nada que encuentres a un sumiso de verdad si no os entendéis más allá del nivel Ama-sumiso.

Puede que, en efecto, esté enamorado/atraído y que sea o no sumiso. ¿Cuál es la diferencia? Un sumiso es como un pretendiente perpetuo, porque en una relación femdom suele haber mucho tease and denial, que los mantiene siempre en vilo, y en realidad siempre va a seguir de prueba si pretende pertenecer de verdad a una mujer, de manera que nunca se va a poder relajar como el macho-man tras la cacería. Un vainilla puede desplegar todos sus encantos hasta que ella esté en el bote, y luego no volverá a mover un dedo a no ser que vea que la pierde. En femdom, el objetivo no es “tener Ama” sino demostrar que merece a esa mujer cada día que pase. Si él se relaja cuando te tenga, no es sumiso. Si dice que es sumiso y se relaja igualmente cuando “le pongas el collar”, es un falso sumiso.

Por otra parte, tampoco veamos todo bajo el prisma femdom, ni interpretemos cada pequeño detalle como una prueba de sumisión escondida. Es normal que un hombre interesado sea atento, o que sea atento por norma si está en su naturaleza, y lo de recoger en coche y demás no tiene por qué ser un síntoma de sumisión, sobre todo si es iniciativa suya. O sea, un sumiso sí que debe anticiparse a los deseos de su Ama, pero prueba a mandarle algo que no le pille de camino y que suponga cierto sacrificio, a ver cómo reacciona.

Ojalá muchos hombres dejasen de ver la sumisión masculina como cosa de poca hombría, pero claro, es que te das una vuelta por internet y te sale toda la colección de tíos en bragas que quieren ser “putitas” y diciendo que son sumisos y... puf. La cuestión es que un hombre que no tiene conflicto con su masculinidad tenga claro que no tiene que renunciar a ella a la vez que se somete a una mujer, y en eso no pinta nada la presión social sino lo que esa mujer en concreto le haga sentir. Es algo entre dos y ahí no hay tabú social que valga.

Me parece genial que quieras hablar abiertamente de femdom con él, dejar las cosas claras y no conformarte con menos. Puede que esos ataques de testosterona sean los típicos de cualquier hombre o pueden ser síntomas de que el macho-man escondido empieza a despertar. Solo el tiempo lo dirá.

Espero que mi consejo te sirva y que tengas suerte, con este o con el siguiente :)

martes, 21 de marzo de 2017

El sumiso a ratos


Enésimo mensaje que me llega del mismo estilo:

Hola, soy novato en esto y me gustaría probarlo por primera vez, me gustaría ser sumiso dentro de lo que se acordara, pero no se ni donde acudir y como hacerlo, gracias.

No se puede ser sumiso sin serlo. Paga a una dominatrix o vete con una ama a ratos, según la ley del roto para el descosido. Fin del consejo. Sigo con el post.


A este tipo de personajes ya los he nombrado a lo largo de todo el blog, pero no de manera específica en una entrada. Son tipos a los que la sumisión les va y les viene, supongo que a golpe de sus desvaríos hormonales. Y entonces pretenden que el Ama en cuestión atienda sus necesidades sumisiles cuando y cómo a ellos se les antoje y cuando les venga mejor. O sea, el mundo al revés, como resulta evidente. Aquí entran los que van con amas profesionales y encima se quejan de que la otra no lo hace bien y se sienten timados... Jajaja, jejeje, jojojo... ¿Pero qué se creen, que esto es como pulsar un botón y, hala, que empiece la magia? No, esto ni se compra ni se vende, esto va de sentimientos, es decir, de sentirse Ama o sumiso, de SERLO en tu identidad sexual, y si lo que quieres es jugar, no puedes pedirle peras al olmo; si no eres batman, no te convertirás en él por ponerte una capa y unas mallas ajustadas. Las emociones a flor de piel no surgen en horario pactado ni a golpe de cheque. 

Me hacen mucha gracia todos estos y me encanta comprobar que existe la justicia cósmica a veces. Que un sumiso a ratos, que no es capaz de mantener una relación real con una mujer dominante de verdad porque su sumisión es más falsa que un euro de chocolate, se frustre porque una tipa no le haga cositas a su ritmo, me produce un regocijo enorme, porque obtiene justamente lo que merece: NADA, o una mierda bien grande, según se mire. Precisamente lo bueno que tienen los sumisos a ratos es que no esconden sus intenciones, o si lo hacen se les pilla antes que a una tortuga en una carrera de galgos, y por supuesto nunca consiguen lo que pretenden, y van como almas en pena quejándose de lo injusta que es la vida, pero como digo, en casos así la justicia funciona a la perfección, por suerte para nosotras las Amas vocacionales. Para las otras... hay mucho donde escoger, pero tampoco pueden esperar encontrar a un sumiso vocacional. Se siente. O no jajaja.